• nov 20 2008

    Como es tradición, miles de personas celebraron la pasada noche del miércoles 19 de noviembre, la llegada del “Beaujolais nouveau” participando en la fiesta de Sarmentelles de Beaujeu, en el corazón de la región vitícola, donde madura el vino del año más conocido del mundo, antes de la perforación de los primeros toneles a medianoche.

    Tras respetar escrupulosamente la cuenta atrás de diez segundos antes de medianoche, un clamor y una colección de fuegos artificiales acogieron la llegada de la cosecha 2008. De inmediato se empezaron a descorchar cientos de botellas en chiringuitos diseminados alrededor de la plaza del Ayuntamiento.

    También estaban previstas fiestas a través del mundo, sobre todo en Tokio y Nueva York. En Las Vegas, un hotel escenificó un suministro por helicóptero.

    El pueblo de Beaujeu, que cuenta apenas 2.000 habitantes, se convierte en una capital del vino una noche al año, su población se decuplica, seguida por unas 15 televisiones, francesas e internacionales.

    A pesar de la reducción de las ventas de Beaujolais nouveau en 2007, y en especial de las exportaciones, la fiesta empezó con una cena de gala que reunía a 1.400 invitados de 18 nacionalidades.

    En el exterior, para quienes no pudieron pagar los 80 euros del cubierto, un tren miniatura hacía un recorrido por el pueblo y, en la plaza del Ayuntamiento, se proponían degustaciones de vinos.

    La fiesta de Sarmentelles propiamente dicha comenzó a las once de la noche con la procesión de los viñadores con carretillas llenas de sarmientos en llamas para representar la dureza del trabajo en los viñedos.

    Estos sarmientos han dado su nombre a la fiesta de Sarmentelles, que parece tradicional pero sólo tiene veinte años y está vinculada a la promoción del Beaujolais nouveau.

    Posted by Etienne @ 22:10

    Tags: , , ,

Suscríbete

Síguenos en …