• dic 30 2008

    Es de larga tradición e estas tierras, si bien su producción habia caido de forma apreciable, esta misma iniciativa se está relanzando en la D.O. Ribeiro. Aunque este tipo de vinos nos parece ciertamente extraño, es común en otros lugares del mundo tales como: Canadá, Alemania, o Austria.

    La Denominación de Orixe Valdeorras, está apostando firmemente en la recuperación de este vino, el cual se produce a partir de uvas congeladas y pasificadas. El resultado es un vino dulce tostado con el que recuperará una antigua tradición vitivinícola que añade nuevas posibilidades a las bodegas de la zona. 

    El vino tostado parte de elaboración especial y limitada, una producción con la que se consigue un dulce muy apreciado y de alto valor en el mercado.

    Las variedades con las que se ha decidido experimentar son el blanco godello, una casta autóctona, emblemática en la denominación de origen Valdeorras; y la tinta garnacha.

    El primer paso para la obtención del vino es el secado natural de la uva hasta su pasificación. Los viticultores lo hacían antaño colgando los racimos, pero en el nuevo proyecto se secan en cajas al cubierto y a la sombra durante dos meses, en un lugar cerrado y ventilado.

    El proceso requiere un cuidado exquisito porque hay que desechar todas las uvas que muestren señales de humedad o putrefacción para evitar que dañen al resto, con lo que necesita de una vigilancia constante a lo largo de varias semanas.

    En este primer año, el estudio de rendimiento del mosto referido a la uva pasificada fue del 20% del total y está previsto que la fermentación que se encuentra en curso finalice con una cantidad de azúcares residuales de 70 gramos por litro y un grado alcohólico superior a 13 grados.

    Alfonso Losada, investigador de Evega, cree que este vino, un dulce natural, puede ser “de interés para un mercado muy selecto” y adelanta que no habrá “una producción masiva”, aunque permitirá a las bodegas ofertar “un producto diferenciado”.

    Jorge L. Mazaira, del Consello Regulador de Valdeorras, añade que el propósito es alcanzar la excelencia en vinos dulces de alta calidad “para diversificar la oferta”. Confía en que la obtención de una buena variedad permitirá abrir nuevos mercados, mejorar la imagen de marca y afianzar toda la denominación.

    Posted by Cesar @ 13:18

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …