• feb 13 2009

    Félix Lezcano, un bodeguero que ha demostrado que el Pisuerga también es un río de grandes vinos

    El bodeguero y enólogo Félix Lezcano anuncia el nacimiento del primer brut cigaleño: el Docetañidos rosé. Ya está en rima (crianza sobre lías en botella) y será el primer espumoso de la Denominación de Origen Cigales. Tras rematar los trámites necesarios verá la luz, y la copa el próximo mes de diciembre del 2009, engrosando la treintena de vinos espumosos que cada año salen al mercado en la región, sin complejos y marcados por la personalidad de las diferentes variedades de sus vinos base.

    Lezcano emprende este nuevo proyecto consciente del dinamismo y de la versatilidad enológica de Cigales. «El rosal de Cigales es un jardín de colores, formas, fragancias, donde todo cabe si está bien elaborado y se marca el umbral de la calidad y la diferenciación», señala. Si bien en el pasado la poesía rodeó a su primer vino Doce Tañidos, etiqueta nacida de un poema al futuro brut, a esta «rima» no le faltarán ahora versos que describan, como entonces, «…burbujas de rosa pasión».

    El bodeguero de Trigueros del Valle vuelve a ser pionero en otra modalidad, como lo fuera a principios de los noventa con el primer reserva tinto de la Denominación de Origen. Los tintos envejecidos son el fuerte de la bodega, pero siempre ligados a la estrella indiscutible: el rosado joven, moderno y muy aromático.
    Cada año el joven vino de Lezcano cosecha menciones y comentarios favorables por parte de los prescriptores. Una buen prueba del éxito del último rosado del 2008 es la distinción como Mejor rosado español de la guía de Gourmet que corresponde a la edición del 2009. En este caso el Docetañidos ha destacado, entre un buen elenco de rosados con firmas riojanas, navarras, catalanas, manchegas y aragoneses. Todo un éxito, si tenemos en cuenta que el rosado de Cigales es el tipo de vino que menos premios logra en los concursos nacionales e internacionales. La bodega Lezcano se encuentra en la localidad vallisoletana de Trigueros del Valle. Se ubica a la salida del casco urbano y está acondicionada para recibir visitas, tanto al interior de la bodega como en las viñas situadas en el entorno.

    Las instalaciones de la localidad vallisoletana cuentan con un pequeño comedor en plena nave de barricas, además de beneficiarse de un completo programa de enoturimo que atrae a centenares de visitantes, que participan en degustaciones y catas durante todos los meses del año.

    Ir a Vinos de Cigales

    Posted by Fabian @ 14:58

    Tags: ,

Suscríbete

Síguenos en …