• mar 04 2009

    Tradicionalmente, los whiskies de malta han sido clasificados geográficamente por su región de origen – la región sí mismo que presta el estilo y el carácter al whisky hecho allí. Con el redescubrimiento de los whiskies de malta en los últimos 25 años, esta clasificación ha sido adoptada por profesionales y público en general, ya que para los consumidores es más sencillo familiarizarse, al igual que ocurre con las D.O. de los vinos.

    Este paralelismo, sin embargo es tenue, ya que las diferencias entre los diferentes maltas no se deben a diferencias en las en las variedades de uva o en su producción o maduración.

    Profundizaremos sobre esta manera de diferenciarlos, por regiones y más adelante trabajaremos sobre una clasificación de whiskies por su sabor.La división original regional era simplemente entre whiskies hechos en las Highlands y aquellos producidos en las Lowlands. El Acta Wash de 1784 definió 17 condados como ‘la Región montañosa’. Los whiskies hechos en las Highlands estaban sujetos a provisiones legales diferentes de los de las Lowlands y la naturaleza de algunas de estas reglamentaciones iban sobre todo en relación con el tamaño permitido de los alambiques, la preparación de la cebada, la velocidad de destilación, etc. Sin duda esto marcó las diferencias en el carácter de los whiskies producidos en estas zonas.

    Al mediados del siglo XIX tres remotas regiones de whisky fueron reconocidas – Campbeltown, Islay y Glenlivet. En el caso de Islay y Campbeltown, esto ocurrió simplemente debido al número de las destilerías autorizadas que abrieron allí. En el caso de Glenlivet, era debido a la reputación histórica de los whiskies de este semillero remoto de contrabando y la fama del que podría ser descrito como la primera marca whisky, Old Vatted Glenlivet. Sobre 1860, destilerías a más de 30 millas de Glenlivet Parrisch, adoptaron esta denominación

    En 1890 – el auge de destileríaa construidas en esta zona, lo que hoy llamamos Speyside – hizo que 25 destilerías usaran el nombre Glenlivet de este modo: había Aberlour-Glenlivet, Macallan-Glenlivet, etc.

    Desde el punto de vista de un mezclador (blender, la persona que nosotros decimos que hace el cupage), Glenlivet siguieron siendo etiquetados bajo la zona Higlands, si bien definen tres clases según el cupage: ‘Top’, ‘Primera’, ‘el Segunda’ y ‘ la Tercera Clase para mezclar. Esta clasificación variaba algo de mezclador a mezclador, pero generalmente las maltas de la Clase Superior eran Speysides (o Glenlivets), y eran usados la parte más preciada en un blended. Las maltas de ‘ la Tercera Clase fueron consideradas como ‘rellenos’ útiles, equilibrando los sabores a otros whiskies.

    Debido al interés que despertaron los whiskies de single malt  los años 80, propietarios de destilería, consumidores y profesionales empezaron a definir más estrechamente las clasificaciones regionales, para explicar a los consumidores la diferencia entre una malta y el otro. Sobre todo, con la finalidad de conceder estilos o carácteres a los whiskies elaborados en las diferentes zonas. En base a esto, se fueron definiendo las clasificaciones de las diferentes zonas y con algunas sub-clasificaciones como sería Upper Spey o Lower Spey.

    Si bien esta clasificación fue algo puramente geográfico, es posible descubrir semejanzas de familia, aún en amplios distritos como el Norte y el Sur de las Higlands y Norte y Sur de Speyside. Por ejemplo, los whiskies de las Higlands del Sur son ligeramente más pesados, más a fruta y más intensos que sus primos del Norte, mientras que los Speyside del Norte son firmes, más dulces y más aromáticos que aquellos los del Sur.

    ¿Pero es la clasificación por la región realmente una ayuda para definir carácter y gusto de un Single Malt? Incluso dentro una misma zona se perciben marcadas diferencias – las potentes notas ahumadas de Islay del sur (Laphroaig, Lagavulin y Ardbeg) y el contraste con aquellos del norte y oeste (Bruichladdich y Bunnahabhain). La riqueza de fruta de un Glenlivet y e en comparación con la frescura de hierba cortada de Tamnavulin. Glen Grant y Caperdonich comparten la misma fuente del agua, pero son bastante diferentes en el sabor.

    Recientemente en la Scotch Malt Whisky Society fue presentado para su análisis sensorial un 10-Year-Old Tomatin (Speyside), un malta con elevadas notas a turba y madurado en barril de jerez. Era magnífico – rico y de alta gama; muy dulce y muy ahumado. Se convino en que nosotros todos los hubiesen llamad un Islay en una degustación ciegas. Es precisamente ahí, donde la clasificación regional se estropea.

    Posted by Glen Scott @ 18:14

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …