• jul 29 2009

    Alabama prohíbe la venta de un caldo californiano por considerar «inmoral» la imagen de una ninfa desnuda en su etiqueta.

    En Alabama está prohibido por ley jugar al dominó el domingo o portar un bigote de pega que cause la risa en la iglesia. Allí, el promotor de un combate de lucha libre entre osos acabaría entre rejas. Y a quien por un casual se le ocurra esparcir sal en las vías del tren podría llegar a caerle la pena de muerte. La retahíla de normativas absurdas vigentes en ese estado nor- teamericano tiene su prolongación en la agencia que se encarga del control de las bebidas alcohólicas, que acaba de prohibir una conocida marca de vinos por considerar «inmoral» la ninfa desnuda que protagoniza su etiqueta.

    Al parecer, la institución aprecia la imagen demasiado «picante» para los ojos de los consumidores. Nada le importa si el ciudadano de turno coge una borrachera de escándalo.

    El problema está en el dibujo. La agencia se lo ha tomado tan en serio que envió hace poco una carta a las tiendas y restaurantes exigiéndoles que se abstengan de vender el vino Cycles Gladiator, producido en California y que muestra al ser mitológico volando sobre una bicicleta. En caso de no cumplir la orden, se exponen a una dura multa.

    La reglamentación de licores de Alabama prohíbe las etiquetas siempre que resulten «ofensivas o inmorales», una coletilla que también recogen las legislaciones de otros estados. Lo curioso es que la bebida de la discordia se vende con total normalidad en el resto del país y, hasta la fecha, la empresa vitivinícola Hahn Family Wines dice no haber recibido queja alguna.

    Bill Leigon, presidente de la compañía, está que trina porque retirar todo el género supone a la firma «un alto coste de distribución». Lo único bueno es que ha generado un debate en los medios de comunicación y el vino puede alcanzar en el resto de los estados un nivel de ventas estratosférico. ¡Y sin invertir ni un dólar en publicidad!

    La etiqueta procede, curiosamente, de un póster de una marca de bicicletas del año 1895, y su valor publicitario, artístico e histórico lo han situado siempre por encima del bien y del mal. Hasta que en Alabama («crazy in Alabama», que diría el actor malagueño Antonio Banderas) lo han colocado fuera de la ley.

    Posted by Cesar @ 20:23

    Tags:

Suscríbete

Síguenos en …