• sep 04 2009

    ‘El Rioja y los cinco sentidos’ fletará por segundo año consecutivo el ‘Tren-pranillo’, que con nueva parada en Briones y un incremento de plazas pretende repetir éxito

    5, 6, 12 y 13 de septiembre. Todo está preparado para que, por segundo año consecutivo, el ‘Tren-pranillo’ inicie su divulgativo viaje entre viñedos mostrando la cultura del Rioja con visitas a bodegas y a los centros del vino de la comunidad.

    ‘El Rioja y los cinco sentidos’ fletará de nuevo el tren del vino entre las localidades de Logroño y Haro con nueva parada en Briones y un incremento del número de plazas -hasta superar el millar- a la espera de repetir éxito.

    El recorrido, según explicó ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, incluirá la visita a una bodega de Rioja, rutas guiadas por el casco histórico de la población elegida y la entrada al Museo de la Cultura del Vino -caso de optar por Briones- o al Centro de Interpretación del Vino -si se decide por Haro-.

    Vinculación histórica

    «El Tren-pranillo pretende divulgar el patrimonio vitícola y enológico de La Rioja y la vinculación que históricamente ha existido entre el ferrocarril y el vino: las bodegas se han ubicado en las estaciones de tren y viceversa», tiraba de historia Íñigo Nagore durante la presentación de una actividad, a su juicio, «para disfrutar en familia» y «redescubrir» el paisaje riojano.

    Con salida y llegada en Logroño, Fuenmayor, Cenicero y Torremontalbo, antes de apearse en Briones o Haro, marcarán el camino con saberes y sabores de antaño de la mano de un revisor de principios de siglo, un fotógrafo de la época y otros curiosos personajes que harán el viaje aún más ameno y divertido.Durante el mismo, informó Nagore, un guía explicará la relación entre el desarrollo de la vitivinicultura y del tren en La Rioja, a la vez que señalará los paisajes del vino más emblemáticos por los que transcurre el turístico convoy. Llegados al lugar de destino, los ‘viajeros’ podrán conocer una bodega, a su elección: Betolaza, Dinastía Vivanco, Finca Allende, Hermanos Castillo, Miguel Merino y los calados de Daniel Puras y de Carmen Rabal, en Briones; y Bodegas Bilbaínas, CVNE, La Rioja Alta, Muga, Roda y Ramón Bilbao, en Haro. «Se trata de una oportunidad única, una experiencia para acercarse a La Rioja y su tierra que, sin lugar a dudas, merece la pena», animó el consejero.

    Vía LaRioja.com

    Posted by Cesar @ 9:23

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …