• sep 24 2009

    El whisky es una bebida espirituosa bastante robusta, pero para conservarlo a la perfección debemos tener algunos cuidados. Aquí les presento algunas sugerencias para prevenir que se eche a perder.

    Es recomendable que el whisky  esté guardado en un lugar oscuro, fresco y seco, lejos de la luz solar, ya que si está en contacto directo con la luz de sol el color del whisky se puede aclarar, y con temperaturas menores a 21 grados Celcius, que no fluctúen demasiado.

    Una buena idea para guardarlo es colocar la botella dentro de una caja ya que la luz artificial también lo puede llegar a perjudicar.

    Al contrario de los vinos, las botellas de whisky se guardan paradas y no acostadas. El contacto con la tapa puede dañar el whisky .

    Con respecto al tiempo que puede estar almacenado, si la botella está cerrada se puede guardar por tiempo indefinido, es que la cantidad de alcohol que contiene el vino hace que no caduque. Las botellas de whisky sin abrir se pueden guardar durante anos sin que su sabor y aroma se modifiquen.

    Una vez que la botella está abierta la cantidad de tiempo que puede durar dependerá de la cantidad de aire que quede dentro de la botella. El aire es enemigo de las bebidas espirituosas, una vez que entra en contacto con la bebida comienza a oxidarla y a cambiar el sabor y su composición molecular.

    El aire que quede dentro comenzará a interactuar con el whisky  y a alterar sus características, cuanto más aire más rápido se deteriorará. Una botella de whisky abierta puede llegar a durar un año sin que sus cualidades se deterioren demasiado.

    Vía El Gran Catador

    Posted by Cesar @ 8:04

    Tags:

Suscríbete

Síguenos en …