• oct 14 2009

    Esta técnica no es nueva, pero sin duda despierta nuestra curiosidad: Criar vinos como si fueran ostras. Las virtudes de esta técnica no son otras que la de ofrecer al vino en su proceso de crianza condiciones constantes tales como la humedad, la luz, temperatura, etc. Estas condiciones ofrecen un entorno seguro para la evolución de un vino.

    Esta técnica se ha venido experimentando desde hace algun tiempo, en aguas del Oceano Pacífico, concretamente en Chile, donde la Bodega Cavas Submarinas de Chile con D.O. Valle de Itata, tras su paso por la barrica reposan en cavas submarinas en el Oceano Pacífico a 20 metros de profundidad 6 meses  el Crianza y 12 meses el Reserva Marina, lo que proporciona a los tintos mejor integracion y redondez de taninos y al blanco destaca los aromas propias de varietal muscat. Elaborando anualmente unas 100.000 botellas del vino Cavas Submarinas. Las variedades utilizadas son : Muscat-Chardonnay para el blanco, Cabernet Sauvignon y Pinot Noir-Carmenere para los tintos.

    En nuestro país un poyecto similar ha sido llevado a cabo recientemente por Bodegas Vallobera, la cual, en su búsqueda de entornos ideales la ha llevado a forjar una bodega submarina, entre cinco y seis metros por debajo del mar. Javier San Pedro Ortega, artífice del proyecto, confía en las cualidades del entorno acuático: a las botellas no les llega prácticamente luz, lo que evita oxidaciones. La humedad es constante y se cuenta con el aumento muy lento y progresivo de la temperatura, hasta un máximo de 22 grados cuando se acerca el verano. Que las botellas se encuentren en suspensión y expuestas a corrientes marinas también hace que éstas se balanceen lentamente en el medio acuático. La zona escogida ha sido la bahía de Sant Carles de la Ràpita (Montsià), por la calidad de sus aguas para la cría de ostras. El vino es de Rioja.

    Las botellas de Terran Perla, cosechadas en 2007, se colgaron bajo el agua el pasado 3 de marzo, se colocaron a la misma profundidad que las ostras y permanecieron sumergidas entre 60 y 176 días. La primera cata consistió en ocho muestras, con varios tiempos de crianza. En los vinos se apreciaban cambios en ciertos matices con respecto al original, pero de poca relevancia. San Pedro prevé elaborar unas 200 botellas del vino y ya prepara la próxima cosecha.

    Posted by Cesar @ 16:33

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …