• dic 05 2009

    Establecido en el viejo caseron familiar construido en 1897 por los abuelos de José María Arzak, para ser una bodega de vinos y taberna en el pueblo de Alza, ahora perteneciente a San Sebastián.Sus padres, Juan Ramón Arzak y Francisca Arratibel, dieron al local un gran empuje como casa de comidas. Su esfuerzo y su buen hacer al frente de los fogones no pasaron inadvertidos. Poco a poco se fue extendiendo el rumor de que en el Alto de Miracruz, también llamado Alto de “Vinagres”, se comían guisos deliciosos. El restaurante adquirió una gran notoriedad y se especializó en banquetes para celebraciones familiares.

    En 1.966, después de haber finalizado sus estudios en la Escuela de Hostelería, el Servicio Militar y prácticas en el extranjero, empezó a trabajar en el restaurante. Al principio su especialidad fueron las carnes asadas al carbón vegetal. Su madre maestra paciente y constante, fue quién paso a paso le entrego los secretos de la gastronomía. La curiosidad y las ganas de seguir aprendiendo hicieron que comenzase a trabajar en platos de creación propia.

    A mediados los 70 empezó a recibir premios y distinciones que refrendaban los esfuerzos por convertir el Restaurante Arzak en un punto de referencia de la gastronomía nacional e internacional. Así, en 1989, recibió la anhelada tercera estrella de la prestigiosa Guía Michelin.

    Restaurante Arzak, un símbolo de la gastronomía vasca que traspasa las fronteras. Juan Mari Arzak, un cocinero que ha creado escuela y que sigue estando al frente de la élite gastronómica de nuestro país.

    Pocos galardones le quedan que conseguir a este gran restaurante: las mencionadas 3 estrellas Michelín, Relais & Chateau, Traditions & Qualité… Junto con Ferrán Adria y Paco Roncero, Juan Maria Arzak participó en la elaboración del menú de la boda del sus altezas los Príncipes de España.

    Arzak prepara con cuidado cada plato, deliciosos manjares gastronómicos, imaginativos, audaces incluso. Los dota con una materia prima de excelente calidad, experimenta con sabores, texturas. Investiga. Crea sensaciones únicas, delicatessen que nacen en la tradición vasca pero en constante evolución.Su bodega,  recientemente renovada. Sencillamente magnífica. A un nivel altísimo y digna de las creaciones del maestro. No podemos dejar de mencionar que el servicio es atento (muy atento) y muy profesional. ¡Qué gran placer el poder sentarse frente a una mesa en el Arzak!

    Acabo este artículo recomendando algunos platos: Acordeón de Patatas con Marisco, Lenguado en pieles grises y blancas, Vapor de cassia con bizcocho de cítricos, Lomo de cordero con caña de azúcar y puerro con café y de postre; Pan de chocolate con helado de levadura y cáscara de mango.

    Más información en: www.arzak.es

    Posted by Fabian @ 15:33

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …