• dic 14 2009

    Cuando en 1852 elmarqués deMurrieta tuvo en las manos sus primeros vinos, los envió a Cuba y a México. El navío que iba a las costas mexicanas nunca arribó. Pero desde LaHabana llegaron las noticias de que a los indianos les había parecido extraordinario ese caldo riojano elaborado a la manera de Burdeos. Más de siglo y medio después, las buenas nuevas siguen llegando desde el otro lado del Atlántico.

    Marqués de Murrieta ha sido elegida como una de las bodegas del año por la revista estadounidense Wine & Spirits, una de las más prestigiosas del sector. Esta vez son los críticos quienes alaban estos vinos riojanos, algo nada despreciable si, como cuenta Dalmau Cebrián-Sagarriga, el presidente de la empresa, “en 2010 se espera que EE UU supere a Francia y se convierta en el mayor consumidor del vino del mundo”. Una cuestión para la que la firma está centenariamente preparada: el 50% de su facturación, de un total de 26 millones de euros, ya depende de las exportaciones y un 15% proviene precisamente del país de la Coca-Cola.

    “EE UU es la niña bonita para todas las bodegas del mundo”, señala Cebrián-Sagarriga, también conde de Creixell. El disfrute del vino está aumentando, en gran parte por los menos veteranos y las mujeres, que lo están poniendo demoda, afirma. “Hay una juventud apoyando a todo lo relacionado con el mundo del vino, algo que en Europa yo no lo estoy viendo. Aquí se relaciona con algo rancio”. Para la venta en EE UU, Murrieta se sirve de la alianza con la firma MaisonsMarques & Domaines desde hace dos años, que coloca a distribuidores locales, un proceso que puede multiplicar por tres el precio original de una botella.

    Las ventas de alrededor de un 70% de todo el vino que se consume en el país se realizan en sólo seis Estados: California, Florida, Illinois, Texas, Nueva York y Nueva Jersey, cuna de las grandes ciudades, de las modas y del dinero. Cebrián- Sagarriga cuenta una anécdota que vivió en el centenario de la Metropolitan Opera, donde sus vinos habían sido seleccionados para la cena de gala. Relata el conde que precisamente una de las patronas de la institución, una texana multimillonaria, le confesó que no había probado el vino en su vida.

    Diferencias culturales con el Viejo Continente. El vino italiano sigue siendo elmás vendido en EEUU, gracias a la tradición migratoria y a los restaurantes de pizza y pasta. Después van los australianos, los franceses, los chilenos… y los españoles llegan en sexto lugar, abriéndose un espacio cree Cebrián-Sagarriga por tres factores: “La relación calidad precio, el lugar estelar de los chefs españoles y el apoyo continuo de los críticos americanos a los vinos españoles, encantados por su historia y por su precio”. El sector del vino ocupa el noveno lugar en exportaciones españolas a EE UU, con 126 millones de euros hasta septiembre. Pero no sólo de EE UU vive Murrieta.

    La bodega exporta a más de 60 países, el 65% a Europa (principalmente a Alemania e Inglaterra), a Asia y a lugares como Sudáfrica y México, donde nunca llegó el primer navío hace 150 años.

    Vía Cinco Días

    Posted by Cesar @ 9:09

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …