• dic 25 2009

    Se sabe que para tener un corazón sano, la dieta balanceada constituye uno de los elementos más importantes. Pero te apuesto a que no sabías que el vino tinto y el chocolate en moderación,son dos delicias que te pueden ayudar a darle a tu corazón los ingredientes que necesita para mantenerse saludable. Sigue leyendo para que aprendas cómo actúan estos dos manjares para lograr un corazón fuerte.

    La tasa de enfermedades cardiacas en los Estados Unidos sigue estando entre las más altas del mundo. Por esto, unos investigadores de la Asociación Americana del Corazón han estudiado por mucho tiempo cuáles son los alimentos y los suplementos que pueden ayudarnos a evitar los problemas cardiovasculares. Además de un estilo de vida que incluya una rutina diaria de ejercicio y el no fumar, hasta los manjares menos pensados pueden ser aliados a la hora de cuidar el corazón.


    ¿Qué tal si después de volver del gimnasio o de tu caminata diaria, te das un premio con una copa de vino o un pedacito de chocolate? Aunque te suene raro, esta receta, con medida, puede darle a tu corazón muchos años para que pueda seguir latiendo.

    ¿Qué tan cierto es que el vino tinto sirve para disminuir el riesgo de enfermedades del corazón? Es la pregunta que muchos se hacen. La verdad es que algunos estudios han demostrado que en cantidades moderadas, el vino tinto o rojo puede brindarle grandes beneficios para el corazón. El secreto está en que contienen entre sus ingredientes flavonoides y resveratrol, dos componentes antioxidantes que ayudan a que tus arterias no se endurezcan, es decir, a prevenir la ateroesclerosis.

    Además, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, el tomar vino tinto regularmente incrementa hasta en un 12% los niveles del HDL o “colesterol bueno”, lo cual es beneficioso para evitar que se obstruyan (tapen) las arterias con placas de grasa.

    El alcohol en moderación también parece ayudar a evitar la formación de coágulos que pueden obstruir los vasos sanguíneos.

    Pero ten en cuenta que este consejo debe tomarse con moderación: no más de dos copas diarias para los hombres y no más de una en el caso de las mujeres, siempre y cuando no haya contraindicaciones para que tomes bebidas alcohólicas. Si tienes algún problema médico o estás tomando alguna medicina, consulta con tu médico primero.

    Las personas que nunca han tomado alcohol no deben empezar a hacerlo con la excusa de que puede ser bueno para el corazón. A pesar de los beneficios de una copa ocasional, el tomar alcohol puede ser adictivo, puede subir la presión arterial y causar obesidad, entre otros problemas.

    Por eso, a los abstemios les recuerdo que hay otras maneras de mantener al corazón sano que son más importantes y que incluyen: los alimentos ricos en Omega 3, el eliminar las grasas trans, el hacer ejercicio y el no fumar. Si tienes dudas al respecto, consulta con tu médico.

    ¿Y qué hay del chocolate? El oscuro o negro y la cocoa son también ricos en flavonoides, los mismos antioxidantes que se encuentran en el vino. Estos contribuyen a la salud de las venas y arterias.

    Estudios avalados por la Asociación Americana del Corazón demostraron que el comer chocolate oscuro diariamente con altos niveles de flavonoides ayuda a bajar la presión sanguínea y los niveles del LDL o “colesterol malo”. Sin embargo, también se debe hacer en moderación, ya que el chocolate agrega calorías a tu dieta que pueden llevar al sobrepeso, y esto no es bueno para el corazón.

    Es importante tener en cuenta el nivel de flavonoides, ya que varía en los productos de chocolate que hay en el mercado. Puedes hablar con tu médico sobre cuál es la mejor opción para ti.

    Finalmente, no te olvides incorporar otros hábitos como el ejercicio, el no fumar y llevar una dieta rica en frutas y verduras para tener un corazón latiendo a todo motor.

    Vía Vino y Salud

    Posted by Cesar @ 9:39

    Tags: ,

Suscríbete

Síguenos en …