• dic 29 2009

    Seguramente es uno de los cócktails más famoso del cine (gracias a las películas de James Bond), y uno de los más glamourosos debido a su elegancia y finura. Una maravilla líquida para degustar despacio.La receta, es muy simple:

    Se prepara precipitando los líquidos en un vaso mezclador a rebosar de hielo, primero la ginebra, y se remueve lentamente unos segundos. Vierte el resultado en una copa fría de cocktail, y añade unas gotas de limón. Se decora con la aceituna, y la piel del limón.

    Volviendo a inicio de este post, nunca hagáis caso al agente 007. La famosa frase “agitado, pero no revuelto” nos indica que sabrá mucho de coches de lujo y mujeres, pero nada de cocktails. Un Dry Martini agitado puede llegar a ser un tormento para el paladar. Creo más apropiada la descripción de Sir Winston Churchill que lo describía como combinar la ginebra con el hielo y rematar la mezcla mirando la botella de vermut francés “desde el otro lado de la habitación” (“from across the room”) Imposible no concluir que le gustaba poquísimo el vermut o muchísimo la ginebra.

    Comprar Gin Martin Miller’s Westbourne strength

    Posted by Manu @ 10:12

    Tags: , , ,

Suscríbete

Síguenos en …