• dic 31 2009

    Su nombre es Tempranillo, aunque también se le conoce por  Tinta del País, Cencibel, Tinta de Toro, Ull de Llebre, etc. La mayoría de los vinos nobles españoles la tienen como variedad de referencia y es sin duda el patrimonio español más rico.  Famosa en La Rioja, Ribera del Duero, Penedés, Valdepeñas, etc. También ha sido exportada con éxito a América, donde produce vinos de excelente calidad como en California, (en Napa Valley), donde está creando una merecida reputación como varietal de referencia. Otro punto de referencia para esta variedad es Argentina, donde grandes superficies de Tempranillo se encuentran cultivadas en ese país.

    Según algunos historiadores creen que la variedad de la uva Tempranillo fué originalmente introducida en España por las ordenes monacales que tras la caida del imperio romano, fundaron diversos monasterios de la península Ibérica, provenientes de los monasterios del norte de Francia como variantes de la variedad Pinot Noir o del Cabernet Franc. Sin embargo no se ha encontrado ningún vínculo genético entre las variedades de Tempranillo y el ilustre francés.

    El tempranillo es una variedad de piel gruesa, una uva muy productiva, perfumada, los tonos profundos  y no demasiado altos en alcohol. Éstas son las notas características de la variedad. Se utiliza en los vinos tintos de la mejor calidad en toda España, es también conocida bajo muchos nombres de alias como Cencibel en La Mancha y Ull de Llebre en Cataluña. La lista de sinónimos que sigue siendo algo confusa le otorga el nombre de Tinto Fino en la región de Zamora, Tinta del País en el Ribero del Duero, y la Tinta de Toro en la región de Toro. A través de la frontera con Portugal, la uva continúa su camino de alias, llegando (Tinta) Roriz a los productores del puerto y Aragonez en las regiones más al sur.

    Una desventaja importante de la variedad es su acidez relativamente baja. Los mostos tienden a tener un nivel de pH excesivamente alto y aproximadamente la mitad de su contenido de acidez total es málico, lo que significa que como varietal Tempranillo sus vinos conservan bien su color, pero pierde la vivacidad de las frutas, al cabo de unos años. De ahí la tendencia de los productores de vino de realizar coupages con otras variedades que le permitan superar esta desventaja.

    Tempranillo se usa en mezclas, siendo normalmente el 90% de la mezcla. Menos frecuentemente se embotella como vino varietal. Siendo de baja acidez y bajo también el contenido de azúcar, lo más normal es mezclarla con garnacha, mazuela, graciano, merlot y cabernet sauvignon. Al mezclar la uva con mazuela se logra un vino más brillante y ácido. En Australia, la tempranillo se mezcla con garnacha y syrah. En Portugal, donde se la conoce como tinta roriz, es una uva principal en la producción de algunos oportos.

    Los vinos tienen color rojo rubí, con aromas de bayas, ciruelo, tabaco, vainilla, cuero y hierba. Posee un paladar franco, interesante en vino joven y aterciopelado cuando envejece. Se considera variedad preferente y desde hace algunos años es la variedad que mayor superficie ocupa en la Denominación Rioja.

    Pero no se puede negar que el Tempranillo es una cepa noble, una variedad fuerte, con un aire de elegancia, muy suave, pero con mucha elegancia.

    Notas de Cata

    De forma genérica, el Tempranillo es un varietal que ofrece:

    Vista: es de agradable color rojo intenso y matices violáceos en su juventud; con los años se transforma en teja.
    En Nariz: sus aromas primarios son frutas rojas maduras, principalmente ciruelas y grosellas, con algo de frutos secos. Tambien deja sentir frutos silvestres, guindas, frambuesas y un leve olor a pasto recién cortado. Complementados con tabaco, café y cacao.
    En Boca: posee un paladar franco, interesante en vino joven y aterciopelado cuando evejece. No es una variedad muy rica en taninos, por lo que suelen ser amables en boca y sabrosos. Sabores que recuerdan las fresas y frutos silvestres (moras, grosellas, etc). El roble le aporta notas de chocolate y vainilla

    El Maridaje

    La variedad de Tempranillo produce vinos, quizás, de los vinos de más amigable con los alimentos a la hora de maridarlo. Ofrecen versatilidad y valor – sin olvidar su sabor y su cuerpo. Como siempre debemos tener en cuenta la peculiaridad de la variedad Tempranillo a la hora de maridarlo, como vino sueve que es ideal para acompañar: Pastas con salsas livianas; Carnes asadas (Cordero, Cabritos);
    Pescado de río; Guisos; Embutidos; Quesos suaves.

    Ir a Tienda Online

    Posted by Etienne @ 9:34

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …