• ene 05 2010

    El origen de esta variedad es incierto, si bien se sabe que estuvo estrechamente emparentada con la Primitivo (también como Zingarello) de Italia meridional. Esta uva tinta se cultiva principalmente en Apulia, sur de Italia, zona de vinos fuertes y con elevada potencia alcohólica. Las pruebas de ADN han confirmado que la variedad Primitivo está relacionada genéticamente a la Zinfandel de California, seguramente ambas deriban en sus origenes de la variedad croata Crljenak, la cual era originariamente proviniente de algunas zonas de Albania y Grecia.

    La variedad llegó de Europa a California en la década de 1850, siendo quizás en la actualidad la cepa mas característica del viñedo californiano.

    Históricamente, en Italia, la variedad Primitivo ha sido empleada para añadir peso a los vinos tintos de las regiones del norte. Sin embargo, su potencial como un varietal único, y no sólo un componente de la mezcla, está empezando a ser reconocido, en su casa en Italia, y en el extranjero en las regiones del Nuevo Mundo.

    En Italia se utiliza fundamentalmente para vinos oscuros, ricos en alcohol y destinados normalmente al ensamblaje para dar color y nervio a los vinos de mesa. En la Denominación Primitivo de Manduria se elaboran vinos secos y robustos de hasta 16 grados que tienen el mismo aroma a mora que la Zinfandel, así como licorosos dulces y secos.

    En California, USA, la variedad Zinfadel, conocida con el apodo de “Zin”, se utiliza para elaborar vinos jóvenes al estilo de los beaujolais franceses, pero también produce vinos de guarda, complejos y de fuerte personalidad, así como un tipo de rosado muy pálido denominado blush. En general, la variedad Zinfandel ofrece vinos licorosos de vendimias tardías. No obstante los mejores vinos de zinfandel siguen siendo producidos por viejas viñas cuidadosamente podadas, por lo que su rendimiento es reducido. Su cultivo se extiende también por el Central Valley y en la región de Paso Robles, el condado de Amador y en la zona de Sonoma.

    La Zinfandel necesita plena madurez para expresar el carácter afrutado que la identifica pero se puede llegar así a niveles de alcohol de 17% lo que termina en un vino desequilibrado y pesado, así que los mejores productores de esta uva manejan con cuidado el tema de la madurez y llegan a niveles de alcohol que se acercan a los 14 o 15 grados, logrando vinos expresivos y equilibrados.

    En el otro extremo del globo, puede encontrarse en Sudáfrica, casi siempre en cultivos experimentales, aunque ha sido adoptada ya por algunos viticultores de este país; y también de forma aislada en Australia.

    De hojas tamaño grande, forma pentágona, senos laterales muy profundos y marcados, el número de lóbulos son siete, haz verde oscuro y envés velloso. Y de bayas tamaño mediano, forma esférica y color azul-negro.

    Los vinos Zinfandel tiene dos características muy claras: tienen taninos altos y mucha sensación alcohólica. Por esto este vino necesita oxigenarse, al menos una hora, y tomarse a una temperatura un poco más baja de lo que se acostumbra para un vino de esta potencia. Esto último permite que las notas frutales sean más fácilmente apreciadas al beber este vino. La temperatura recomendada es de 15°C.

    Los Zinfandel se recomiendan con carnes asadas a la parrilla, sazonadas con balsámicos, diferentes clases de pimienta y sal. Marida muy bien con notas especiadas y picantes. Aguanta como ningún vino los maridajes cobn sabores profundos y robustos.

    Posted by Etienne @ 10:47

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …