• feb 01 2010

    Dicen que del vino al petróleo hay un paso. Con sobreproducción de vino en todo el mundo sumada a la caída de la demanda por las rígidas leyes de tránsito, por primera vez en su historia Francia está convirtiendo en combustible algunos de sus mejores vinos.Muchas veces Francia ha convertido enormes cantidades del humilde vino de mesa en vinagre y etanol. Pero ahora, como las botellas de sus marcas de mayor calidad se acumulan en las góndolas de los supermercados y en las bodegas de los viñedos de todo el país, su precio es ahora casi más barato que el del agua mineral.

    Cuando a principios del año 2008, muchos los productores ganaron la calle para protestar contra los bajos precios, Francia pidió a la Unión Europea que apruebe la destilación de 150 millones de litros de vino Appellation d’Origine Controlée. Para fin de este año, 100 millones de libros se habrán convertido en etanol transparente. El etanol se vende a las refinerías de petróleo, donde se lo usa como aditivo para mezclar con la gasolina. El proceso forma parte de una campaña europea para aumentar el uso de combustibles renovables. La gasolina francesa contiene alrededor de 1% de etanol, en gran medida destilado a partir de las abundantes cosechas nacionales de remolacha. Ese porcentaje podría crecer a 5,75% para 2010 para cumplir con las exigencias de la Unión Europea.

    Como Francia exporta gasolina y uno de sus principales mercados es Estados Unidos, para el año que viene, algunos americanos estarán llenando los tanques de sus autos con nafta que incluye un poco de Chardonnay o Pinot Noir.

    Posted by Etienne @ 9:08

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …