• feb 12 2010

    En Sibaritia, tenemos un equipo de profesionales del mundo de la gastronomía, enología y gourmet en general que cada día se encuentran con este problema: ¿Cómo maridar la cocina de fusión con los vinos?. Hace algún tiempo, el maridaje era, si más no, un problema trivial y reduccionista, ya que normalmente la comida local iba con el vino local. Era un truco que no fallaba, un arroz a banda con un blanc del Penedés, Pasta Italiana, un Barolo, Nebiolo o si éramos menos exigentes un Lambrusco; para comida mexicana, un Zinfandel, que estaba muy cerca y encajaba con las notas especiadas y picantes.  

    Era sencillo ya que, bajo estas pautas, siempre es mejor maridar un plato de la tierra con un vino que transmitas ese Terroir o Terruño. Pero… ¿Qué pasa cuando hablamos de la cocina de fusión?

    Con ella , todo es más complicado, ya que antes el sumiller pensaba en el plato y ya sabia qué vino recomendar. Ahora, partiéndo de la base que lo mejor es probar el plato, normalmente hay que estudiar los platos, sus ingredientes, métodos de preparación, etc., y así y todo no siempre saca el perfecto maridaje.

    La cocina de fusión nos complica las cosas a los sumilleres, ¿comida española e italiana?, ¿francesa con toques asiáticos?, sin duda esto es mucho más complicado que antes. Y eso sin contar que ahora existe la comida molecular y que no hay un solo libro sobre este tema, ya que todo es nuevo o está por crear. !No existen la estandarización!.

    Cuando nos solicitan un maridaje, en la actualidad, hablamos de integración, de equilibrio desde el conocimiento de los platos y las téctnicas utilizadas, pasando por la expresión del terroir. Por ello, siempre aconsejamos probar, descubrir, investigar y finalmente encontrar elementos que equilibren e integren todos los componentes del maridaje, como si de una sinfonía se tratase.

    Posted by Glen Scott @ 9:22

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …