• feb 26 2010

    Los ríos (como el Rin en Alemania y el Danubio en Austria y Hungría) son piezas clave en su respectiva oferta: Alemania es el productor más importante, seguido de Austria y Hungría. Junto a la variedad del “riesling”, el vino alemán tiene como eje fundamental el Rin (Rhein). Sus principales zonas vinícolas están situadas en sus orillas o las de sus afluentes (Aar, Mosela-Sarre-Ruwer, Nahe) y una buena parte de ellas hasta lo incorporan a su nombre: Mittelrhein, Rheingau o Rheinhessen. La región considerada tradicionalmente de mayor calidad es la del Mosela-Sarre-Ruwer, donde los vinos alcanzan una elegancia superior, y las escapadas laderas pizarrosas les confieren unos tonos minerales muy particulares. La zona más prestigiosa es la llamada “Mittelmosel” (Mosela medio), que comprende los viñedos situados aproximadamente entre las localidades de Zell y Tréveris (Trier), antigua ciudad romana y capital del Imperio. En este tramo el río forma una serie de meandros que provocan que la orientación sur (necesaria para conseguir la maduración óptima de la uva) cambie de una orilla a otra. Destacan las poblaciones de: Erden, Ürzig, Zeltingen, Huelen, Graach, Bernkastel, Brauneberg, Piesport o Trittenheim, y viñedos como: Treppechn, Würzgarten, Sonenuhr, Domprost, Doctor, Buffer-Sonnenuhr o Apotheke y conforman uno de los paisajes más bellos de Alemania. A ambos lados de las orillas se suceden los viñedos, los castillos y las poblaciones medievales, la gran mayoría dedicadas a la elaboración de vino.

    La zona merece una visita para contemplar viñedos situados en espectaculares pendientes de pizarra con unas 10.000 cepas por hectárea, cada una de ellas guiada por un poste al que se atan los sarmientos formando un corazón. Sus vinos se caracterizan por ser delicados, casi etéreos, puros, equilibrados, conjugando alcohol, acidez y dulzor de forma muy sutil. Los vinos más representativos son los “Spätlese”. La mayor parte del viñedo es muy viejo, con una antigüedad de alrededor de un siglo; el suelo es volcánico o de pizarra (azul o roja), lo que provoca que se dibujen increíbles paisajes, con viñedos completamente azules junto a otros en los que predomina el color rojo.

    Actividades en la zona: – Degustaciones de vino: Señalizaciones en viñedos y bodegas muestran las distintas opciones para hacer catas y degustaciones. También hay información en las oficinas de turismo de los pueblos vinícolas (algunas ofrecen la posibilidad de hacer reservas con antelación). La mayoría de las bodegas de la región admiten visitas y venden directamente. – Senderismo: A los dos lados del río Mosela hay senderos acondicionados para practicar senderismo, la mejor forma de abrir el estómago para degustar la gastronomía regional y catar los magníficos vinos locales. – Cruceros en barco: Ofertados por el Mosela y el Saar desde Semana Santa hasta finales de Octubre. Hay excursiones circulares y cruceros con baile, cruceros-cena y cruceros de medio o día entero. – Visitas culturales: Región rica en lugares de interés culturales: museos, castillos y palacios, así como lugares históricos. Imponentes edificios de la época romana a la localidad de Trier reflejan la época del emperador Constantino, cuando la ciudad llegó a ser la “2ª Roma”. Huellas de esta etapa pueden encontrarse a lo largo del curso del río Mosela. La región cuenta con distintos tipos de museos, museos al aire libre, museos del vino, castillos, etc.

    La propuesta es explorar uno de los paisajes vinícolas más bonitos de Europa: la parte media del valle del Mosela. Recorrido a pie de 5 etapas que discurren entre la ciudad romana más antigua de Alemania: Tréveris o Trier hasta la pintoresca localidad de Zell, pasando por un sinfín de pueblos típicos como Mehring, Klüsserath, Lieser y Traben-Trarbach. Caminarás entre 12 y 25 kms. al día, te alojarás en confortables pensiones y tu equipaje será diariamente transportado. Incluye una cena típica y un paseo en barco por el Mosela, por los alrededores del majestuoso castillo de Marienburg. Una ruta para disfrutar de un valle lleno de antiguas leyendas y tradiciones, grandes obras arquitectónicas y famosos “caldos”, sin olvidarnos de la naturaleza, del paisaje repleto de viñedos en pendiente y del maravilloso río, bonito a cualquier hora del día! De mayo a Octubre a partir de 2 personas.

    Más información en: www.rutasmagicas.es

    Posted by Cesar @ 8:34

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …