• mar 18 2010

    La Pinot Noir es una de las variedades más internacionales y está considerada como una de las variedades más elegantes y sutiles. Pinot Noir, es una de las variedades responsables de los grandes vinos tintos de Borgoña Côte d’Or, es considerado como uno de los más nobles del mundo de las variedades de vino. La variedad de uva Pinot Noir es una uva tinta originaria de Francia, concretamente de la zona de Borgoña. Es en esta zona de Borgoña y en Champagne donde alcanza sus más altas cotas de calidad. La variedad Pinot Noir es, junto a Chardonnay y Pinot Meunier, una de las tres variedades permitidas para la elaboración del Champagne.

    Es una variedad que no se adapta fácilmente a cualquier región, requiere de un clima frío para lograr buenos resultados. Las principales regiones y países productores de esta variedad son: Francia, Alemania, Estados Unidos (principalmente en los estados de California, Oregón y Washington), Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Argentina y Chile.

    Aquí en España nunca han gozado de gran predicamento los vinos elaborados con pinot noir, tal vez por ser un país donde los paladares están menos entrenados en la sutileza que en la contundencia.

    Hasta hace pocos años, la Pinot Noir era una variedad muy poco utilizada. La dificultad de vinificación de la Pinot Noir y el auge de otras variedades con más tradición en España hicieron que esta excelente variedad siempre se le haya dado un poco la espalda en España a la Pinot Noir. La excepción se da en la zona del Penedés donse sí es más frecuente encontrar viñedos de Pinot Noir, tanto para la elaboración de cavas como de otros vinos. Gracias a los avances técnicos y al trabajo de los enólogos, cada vez se utiliza más en España esta interesantísima variedad.

    Todas las variedades Pinot y la versión «pinot noir», en particular, son altamente sensibles a la variación genética, y de hecho, un gran número de clones de Pinot Noir se encuentran en el cultivo comercial de todo el mundo. A pesar de las muchas variaciones genéticas que existen y son utilizadas por los productores, la Pinot Noir es muy particular, respecto a sus condiciones de crecimiento. Normalmente produce sus mejores resultados en climas frescos, a menudo en regiones propensas a la niebla. En regiones de climas frescos y favorables, el carácter juvenil Pinot Noir puede sugerir sabores que van desde frutas rojas a las cerezas.

    En los vinos maduros cuya base varietal sea el Pinot Noir, se desarrollan rápidamente fuertes dimensiones y vínculos con el “terroir”, tales como suelo del bosque, setas, caza y violetas.

    Joven o viejo, el mayor atributo de Pinot Noir es un desarrollo armonioso, incluso sublime combinación de frutas, alcohol, cuerpo, acidez y taninos. Su seductora belleza y elegancia nos dejan indefensos ante una variedad tan compleja, delicada y equilibrada. 

    La variedad Pinot Noir se caracteriza por tener unas bayas pequeñas de color negro violáceo y con abundante pruina. El hollejo es grueso y espeso y la pulpa es incolora y suave. El jugo que produce la Pinot Noir es incoloro pero, en contacto con la piel negra violácea se obtienen unos vinos tintos que destacan por su color rojo intenso.

    Los vinos de Pinot Noir se caracterizan por su estructura de taninos baja, vinos con poca astringencia y muy perfumados. La Pinot Noir produce vinos de intensidad media, vinos suaves, frescos , con muy buen bouquet y persistente al paladar pero sin ser agresivo.

    La Pinot Noir está considerada como una variedad complicada y que hay que tener muchas precauciones a la hora de vinificarla si se quieren obtener buenos resultados. Si se trata con propiedad, con Pinot Noir se obtiene un vino elegante, fino y sutil que tiene las siguientes características:

    • Fase Visual: los vinos elaborados con Pinot Noir, cuando son jóvenes, son de color rojo rubí con toques violetas. Cuando envejecen estos vinos hechos con Pinot Noir adquieren reflejos ocres y anaranjados.
    • Fase Olfativa: la uva Pinot Noir aporta a los vinos aromas a frutas rojas y negras como cereza, frambuesa, grosella, guinda y otros olores como coco, trufa o aromas herbáceos.
    • Fase Gustativa: en boca, los vinos de Pinot Noir son muy delicados. Los taninos la acidez son bajas y se destacan los sabores a frutas, canela, anís, rosas y otros sabores más complejos como tierra, cuero, hongos, vainilla o tabaco.

    La temperatura ideal para servir los vinos de Pinot Noir ronda entre los 15º-18ºC.

    La variedad Pinot Noir dota a los vinos de una delizadeza y frescura que hace que mariden perfectamente con quesos frescos, carnes blancas, hongos, pescado o pastas con crema.

    Posted by Fabian @ 9:02

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …