• abr 19 2010

    La D.O Rias Baixas es la más occidental de todas las zonas vinícolas españolas. Con un clima atlántico suave, es el lugar ideal para que la albariño se manifieste con plena intensidad.

    Cinco comarcas vitivinícolas gallegas integran la zona de producción de la Denominación de Origen Rías Baixas: El Valle del Salnés en la margen izquierda de la ría de Arosa, Soutomaior, prolongación natural de la primera, el Condado de Tea a lo largo de la ribera derecha del Miño, El Rosal en la cuenca más baja del Miño (Baixo Miño), y la Ribera del Ulla cada una de ellas con sus propias singularidades pero aglutinadas por tan importantes factores comunes, como son variedades y similitud de suelos y clima.

    En las cinco subzonas el relieve es suavemente ondulado con elevaciones que envuelven abiertos y soleados valles. El clima, de clara influencia atlántica se caracteriza por su suavidad termométrica en todas las estaciones y una cierta generosidad pluviométrica sin excesos.

    Entre las delicadas variedades blancas que se cultivan en la Denominación de Origen Rías Baixas es preciso destacar la Albariño cuyo vino, puede sin duda catalogarse entre los mejores del mundo. De color amarillo paja con irisaciones doradas, potentísimo aroma elegantemente afrutado con matices a veces florales, envolvente y sensual. En boca se ofrece amplio, carnoso y jugoso, pleno de sensaciones, muy persistente y con una amplia, elegante, potente y frutosa vía retronasal.

    Otras variedades blancas intervienen junto con la Albariño en la elaboración de los vinos no varietales, de gran elegancia y ricos en sensaciones florales.

    Los vinos tintos, con escasísima representación actualmente, muestran una interesante potencialidad como vinos jóvenes.

    Las variedades de uvas permitidas son:

    • Tintas: Como variedades preferentes están la Caiño tinto, la Sousón, la Mencía Espadeiro y la Loureira tinta, y como autorizada la Brancellao.
    • Blancas: Están como preferentes la Albariño, la Loureira blanca o Marqués, la Treixadura y la Caiño blanco, y como autorizadas la Torrontes y la Godello .

    Llama la atención el carácter minifundista de las explotaciones, de tal manera que, una zona de producción de 3.700 hectáreas, cuenta con más de 6.500 viticultores lo que, de manera genérica, nos induce a pensar en una zona donde abundan las cooperativas y las bodegas de escueta producción (125 bodegas de un total de 180 producen menos de 50.000 litros).

    De las cinco zonas de producción existentes, es el Valle de Salnés la más grande en extensión de viñedo y en producción vinícola con algo más de 12 millones de kgs de uva vendimiada. Mientras que el Condado se consolida como segunda área con un volumen de vendimiado superior a 4 millones de kilos. O Rosal es la tercera en importancia, con algo más de 2 millones y medio de kilos y, ya, a gran distancia, le siguen las dos últimas zonas en incorporarse al Consejo Regulador, Soutomaior (1996) con algo más de 50.000 kgs y Ulla (2000) con cerca de 400.000 kgs.

    La historia del viñedo de Rias Baixas se encuentra jalonada por luces y sombras. Convertida en Consejo Regulador en el año 1988 pasó a denominarse Rias Baixas en vez del anterior apelativo de Albariño, atendiendo a una directriz de la Comunidad Económica Europea que obligaba a las zonas de elaboración de vino de calidad a adoptar una nomenclatura de localización geográfica.

    Desde el principio se definió como un producto sencillo pero franco, con lo que se consiguió aupar a la cumbre en ventas, principalmente porque el mercado de vino blanco en España tampoco es que diera para mucho más y, ya se sabe, en el país de los ciegos… Durante una década dominó el mercado hasta que empezó a caer en una anodina unificación de condiciones, los vinos que habían llamado la atención por su franqueza y su frescura pasaron a presentar un idéntico perfil, una cansina uniformidad de características que acabó derivando en aburrimiento y hastío para el consumidor.

    Además, en el resto de España comenzaban a realizarse elaboraciones de vino blanco que sacaban los colores a los albariños: Rueda, Penedés, Somontano… empezaban a desperazarse y a mostrar trazas de vinificación con criterios de calidad por encima de los pontevedreses.

    Evolucionar o morir, y la evolución comenzó a mostrarse con el nuevo siglo. Mejor tratamiento de la materia prima, mejores criterios vinificativos, mejores medios en la bodega. En resumen, más medios y más conocimientos se traducen en un albariño como nunca se había realizado antes, más sutil, más cuidadoso y de más calidad.

    Pero aún faltaba un pequeño impulso, una vuelta de tuerca más. la que otorga los vinos albariño fermentados en contacto con sus lías y mantenidos durante meses en depósitos de acero inoxidable. Estos albariños exiben una gama organoléptica muy superior a sus hermanos más jóvenes. El vino gana en estructura y en matices preservando intactas las virtudes de la juventud: frescura y carácter frutal. En definitiva, le hacen mucho bien a los albariños, eso sí, el precio a pagar es el de la paciencia, ya que comienzan a desplegar sus bondades tras, al menos, un año en la tranquilidad que le proporciona la botella, lo cual sumado al año que pasan en depósitos hace que deban consumirse al menos dos o tres años después de su año de vendimia.

    Queda por ver para un futuro próximo como se desenvuelve el albariño sometido a la crianza en barrica de madera. Los flirteos de la gallega con la estaca inducen a pensar que el camino va a ser largo y enrevesado, conseguir que la untuosidad de la madera no fagocite la frescura y sutileza varietal se antoja difícil, pero el inicio del camino trazado por algunos viticultores tiene muy buena pinta.

    Se nota dinamismo en las Rias Baixas, y eso lo agradecemos todos los que nos gusta el vino, parece dispuesto a volver a ocupar su lugar y esta vez si, por méritos propios y no por deméritos ajenos.

    Algunas Propuestas de la D.O. con la mejor garantía:

    Albanta  Albanta 2011 (vol. 75 cl.)
    Vino Blanco 2011 – Rias Baixas – 14º
    Albariño 100%
    VISTA: Amarillo pajizo con reflejos dorados verdosos, …
     10,66€
    Albariño Pazo de Barrantes  Albariño Pazo de Barrantes 2011 (vol. 75 cl.)
    Vino Blanco Jóven 2011 – Rias Baixas – 12º
    100% Albariño
    Vista: Color amarillo pajizo. Nariz: Delicado e intenso …
     13,66€
    Altos de Torona  Altos de Torona 2011 (vol. 75 cl.)
    Vino Blanco 2011 – Rias Baixas – 14º
    Albariño 85%, Caiño 10%, Loureira 5%
    VISTA: Color amarillo pajizo brillante. OLFATO: Intensidad …
     12,51€

    Posted by Cesar @ 8:40

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …