• abr 22 2010

    La palabra whisky; nos llega del Celta: “uisge beatha” o sea “agua de la vida”. Los científicos medievales separaban el alcohol en dos formas: “aqua ardens”; (aguardiente, de 60 grados) y “aqua vitae” (agua de la vida, de 90 grados).

    El primer escrito recogido del whisky data de 1405 en Irlanda, donde era destilado por los monjes. También fue mencionado en Escocia en 1496. Sin embargo, se creía que el whisky ya existía desde hacía varios cientos de años antes. Cuándo y dónde fue primeramente destilado es desconocido, por lo que debido a la poca documentación existente hace que el origen de la bebida sea incierto.

    A parte de la diferencia de la letra E; que los irlandeses agregan a la palabra, los irlandeses obtienen el whiskEy por medio de tres destilaciones, logrando más fracciones y un mayor grado alcohólico que el Escocés, que se fabrica en dos destilaciones. Por otra parte, el tradicional de Escocia, se obtenía en la antigüedad de la destilación de la malta pura, pero en la actualidad se hace con 4 partes de malta y 1 de avena, centeno o trigo.

    En la 1° destilación se obtienen los “low wines” o sea alcoholes bajos, que luego pasarán a la 2° destilación que consta de 3 tiempos: el primero se denomina “foreshort” o de primera descarga, el alcohol así conseguido se llama “capital” o de cabeza; en el segundo se obtiene el alcohol llamado “clear spirit” muy limpio y ya con sabor (whisky sin madurar) y el tercero “feints” que tiene impurezas. Así el “foreshort” y el “feints”, se agregan luego al “low wein” de la siguiente destilación. Los más tradicionalistas, observan la calidad “a ojo” sin usar densímetros ni aparatos, simplemente agregan agua para determinar que no se ponga opalescente y que no se enturbie para determinar la calidad.

    El añejamiento es necesario, porque el Whisky recién fabricado tiene olor desagradable, este añejamiento puede ser artificial mediante una oxidación al mezclarlo con aire a 300°F en tubos previamente calentados, o sino en toneles de añejamiento por un período de al menos 3 años, mientras más años, mejor será el Whisky según los especialistas.

    Sobre la palabra Whisky hay una pequeña anécdota. Hubo un pleito entre las Highland (tierras altas) que producían únicamente whisky de pura malta y las Lowland (tierras bajas) que lo fabricaban con cereales, o sea la malta mezclada con avena, trigo y centeno. Por ello los de las Highlands, negaban que a lo que se fabricaba en las Lowland se le denominara whisky, pues éste debería ser de malta pura. La disputa duró hasta 1908 en que se nombró una comisión (La Royal Comission on Whisky and other Potable Spirits) para determinar acerca de lo que era el Whisky auténtico, y al final ésta determinó que lo que fabricaban en las Lowlands, también tendría el derecho de llamarse Whisky. Esto llevó al Duque de Richmond a decir irónicamente…”de ahora en más, todo lo que se fabrique en Escocia” será llamado “Whisky”.

    Posted by Glen Scott @ 15:38

    Tags: ,

Suscríbete

Síguenos en …