• abr 23 2010

    Los orígenes del vodka datan de entre los siglos XV y XVI. Rusia, Polonia, Suecia entre otros países se disputan el titulo de ser ellos los que albergaron las primeras destilerías que originasen esta tan particular bebida, sin embargo no hay dudas en que fue en las gélidas zonas nórdicas de Europa y Asia donde nació y que fue en el resto del mundo donde se expandió con su multiplicidad de sabores con los cuales hoy nos podemos deleitar.

    El origen de la palabra deriva de “woda” que en polaco significa “agua”, aunque otras fuentes consideran que su origen (aunque similar en concepto) proviene del ruso водá que significa igualmente agua. En ambos países “vodka” vendría a traducirse como “agüita” (diminutivo de agua).

    El vodka se elabora a partir de una fermentación de un mosto a base de trigo generalmente, aunque en teoría se puede realizar con diferentes cereales ya sean maíz, centeno, cebada, o bien con tubérculos como la papa. El vodka es una bebida que no se añeja, y entre sus propiedades se cuentan la de ser un liquido inodoro e incoloro… sin embargo desde 1986 Absolut ha ido trazando el camino que mas tarde otras marcas recorrerían, introduciéndose de lleno en el mundo de los vodka saborizados.

    Por raro que parezca, el primer vodka saborizado del mundo no provino de sabores clásicos como podría llegar a pensarse con la vainilla, frambuesa, o durazno… el primero de ellos fue el vodka de pimienta. La historia es muy particular. Como el vodka y la pimienta son ingredientes principales en el Bloody Mary, la idea fue conjugarlos en un mismo producto ya que este famoso trago neoyorkino se estaba abriendo paso en las cantinas de entonces. Fue un éxito rotundo tanto para bartenders que desarrollaron el “Instant Bloody Mary” como en los consumidores habituales de vodka.

    En la línea de productos Absolut, los saborizados fueron tomando cada vez más vigor. Al de pimienta le siguió el Citron, en 1988, que asimilaba en sus notas las características del limón y así como el “Peppar” se utilizo para elaborar los Bloody Mary, el Citron fue la base del famosísimo Cosmopolitan. En 1992 Aparece el Kurant que rememoraba uno de los más clásicos sabores de los frutos autóctonos de Suecia (cuna del Absolut). Así, la familia se fue agrandando hasta encontrarnos hoy con 12 vodkas saborizados de primerísma calidad.

    Por su parte, Smirnoff nunca se ha quedado detrás. En el competitivo mercado actual las ideas y la innovación forman parte de la calidad misma. Es así que al día de la fecha Smirnoff cuenta con una línea de 14 vodkas incluyendo el clásico y entre sus saborizados se cuentan los particulares “Blueberry”, con notas de frutos azulinos y violáceos, “Vanilla”, o “Green Apple” con dejos de la clásica dulzura y acidez característica de la manzana verde.

    Hoy día los vodkas saborizados están cobrando importancia en las barras de todo el mundo, no solo por la simplificación en los procesos de elaboración de cócteles, sino por su gran variedad de sabores que invitan a los consumidores a degustarlos así sea solos desplazando la idea del vodka como “bebida base” e imponiéndolos como una bebida en si misma.

    Posted by Manu @ 16:37

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …