• may 24 2010

    Crear una energía renovable a partir del whisky puede sonar a una idea loca concebida después de una larga tarde bebiendo este licor.

    Pero es precisamente lo que busca una destilería de Escocia que planea instalar un nuevo generador de biogás. Bruichladdich, una de las ocho destilerías de la isla escocesa de Islay, recibirá este mes un biodigestor anaeróbico que empezará a convertir en electricidad los residuos del whisky.

    Mark Reynier, dueño de la destilería, espero que con este biodigestor genere el 80 por ciento de la electricidad que necesita y a la vez ahorre a la empresa 175,000 dólares anuales.

    “Nuestros desechos son básicamente el agua que queda cuando se extrae todo el alcohol”, djo Reynier a CNN.

    Cada año, cientos de litros de este residuo se transportan en cisternas y se arrojan por una tubería que desemboca frente a la costa este de la isla. Deshacerse de esos desperdicios es caro (unos 30,000 dólares anuales) lo que, unido al aumento de los precios energéticos, ha obligado a la destilería a reconsiderar cómo obtiene su energía. “Estudiamos la biomasa y las energías, y las fuimos descartando por ser imprácticas o demasiado caras para nuestros fines”, explicó Reynier.

    “Pero lo que sí podemos hacer es usar esta tecnología probada y generar biogás”.

    La digestión anaeróbica es el proceso de descomposición de material biodegradable en ausencia de oxígeno. Este proceso genera metano, que, según Reynier, alimenta un generador y se convierte en electricidad verde. El único subproducto es agua.

    La destilería de Bruichladdich existe a orillas del Lago Indaal desde 1881, y cuando Reynier se hizo cargo del negocio en 2000 quiso devolverlo a sus raíces artesanales.

    “Queríamos recuperar la destilación como se hacía antes”, señaló.

    Eso significa que no se utilizan colorantes, ni filtración en frío y que todo el embotellado se realiza en el lugar. Además, el 40 por ciento de las 2,500 toneladas de cebada que se produjeron localmente el año pasado era orgánico.

    Bruichladdich afirma que produce el whisky “single malt” más puro de Escocia utilizando, siempre que es posible, equipos del siglo XIX. En 2009, destilaron 800,000 litros de whisky.

    Si este experimento resulta, el desperdicio que se arrojaba diariamente al mar alimentará constantemente al biodigestor para crear una especie de círculo virtuoso.

    Posted by Glen Scott @ 15:30

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …