• jun 17 2010

    Ayer, como estaba previsto El Bulli abrió de nuevo y seguirá abierto hasta el 20 de Diciembre. Como el año pasado. Por lo tanto, todas las extrañas explicaciones que se han querido dar sobre el cierre del Bulli son absurdas, puesto que El Bulli no cierra sino que abre.

    Estaba lleno, como siempre. Los clientes, fundamentalmente extranjeros, de más de 8 nacionalidades diferentes. Y el Embajador de uno de los grandes países del mundo.

    El gran problema del Bulli son las reservas. Cientos de miles de peticiones de mesa cuando no puede dar más allá de 4.000. 50 cubiertos como máximo en unas 15 mesas, 6 meses al año y sólo para cenar. La cuadratura del círculo.

    Ayer, como todos los años ofreció algunos de sus platos estrella de temporadas anteriores, especialmente del 2009. Las 40 personas que están en la cocina y los 31 de la Sala tienen que “ponerse en forma” para elaborar las nuevas creaciones.

    Yo destacaría de ayer el gin fizz frozen caliente; el global de gorgonzola; los cacahuetes miméticos; el tartar de ostras y tuétano; las lentejas de Montjoi; shabu-shabu de piñones; el abalone con panceta; el rabo de cochinillo y el hojaldre de piña.

    Una vez más, todo un espectáculo no sólo para los sentidos sino, también, para la imaginación. El Bulli despierta la curiosidad y genera emociones.

    Un año más, de la mano de Ferrán Adriá y Juli Soler, El Bulli continúa siendo “el mayor espectáculo culinario del mundo”.

    Vía El Imparcial

    Posted by Manu @ 11:49

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …