• jul 06 2010

    Dom Pérignon ha presentado en España la “joya de la corona” de su producción, un champán rosado elaborado con la cosecha de 1990 del que se van a distribuir en todo el mundo tan sólo un centenar de botellas, diez de ellas en España, al “módico” precio de 575 euros cada una.

    De color ámbar, sabor afrutado y notablemente más intenso que otros champagnes de la marca francesa, el Dom Pérignon Oenothèque Rosé 1990 procede de una mezcla de vino tinto (20%) y blanco (80%), elaborado a partir de uvas Chardonnay y Pinot Noir y que ha estado envejeciendo durante 20 años.

    La compañía ha querido dar a su presentación un cierto aire ‘hollywoodiense’, al trasladar en avión desde la región francesa de Champagne hasta Barcelona tres de estas botellas guardadas en un maletín, que después han sido llevadas a Madrid en helicóptero y que han llegado, finalmente, a la residencia del embajador de Francia en España, custodiadas por dos guardias privados.

    El creador de este champán, el ‘Chef de Cave’ Vincent Chaperon, ha sido el encargado de viajar junto a las botellas y de explicar las propiedades de este producto, del que ha destacado su “cremosidad”, “tensión”, “frescura”, “energía” e “intensidad”.

    Chaperon aseguró que la venta de este champán se realizará a través de peticiones privadas, por lo que no se podrá encontrar ni en tiendas especializadas ni tampoco en restaurantes, y que debido al escaso número de botellas, el objetivo de la empresa no es meramente comercial.

    “Para nosotros es una cuestión de prestigio, de poder explicar el patrimonio, la historia y la gente que hay detrás de la producción de uno de estos vinos; además, también queremos venderlo a nuestros consumidores de toda la vida, como si fuera un regalo para ellos”, detalló.

    Los interesados en este exclusivo producto, que ya fue presentado anteriormente en otros países como Estados Unidos, deberán ponerse en contacto con el representante de Dom Pérignon en España e ingresarán en una lista de espera, ya que “es una cosa tan especial que hace que la demanda sea muy superior a la oferta”.

    Buena parte de su exclusividad se debe a los problemas de la bodega para elaborar vino tinto, ya que “sólo en cuatro de cada diez años” es posible producirlo, debido a que las temperaturas en la región francesa suelen ser más frías de lo necesario.

    Vía EFE

    Posted by Cesar @ 9:15

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …