• jul 13 2010

    Intentaré de no escribir la enesima versión de una guía del principiante en la cata, pero lo que si pretendo es que la cata se adecúe y consiga los objetivos de forma sencilla y práctica. Tras muchos posts donde hemos hablado de lo humano y divino, donde se han tratado temas importantes como la copa de vino, la temperatura de servicio, si decantábamos previamente o no, etc. Creo que ha llegado la hora de Remover, Oler, Probar y Escupir (ésto último no es imprescindible…)

    El vino nos cautiva por su sensualidad, nos ofrece notas aromáticas que recorren un rico abanico colores, como recorriendo desde el rubí al oro, con infinidad de matices intermedios. Notas que nos trasladan a nuestros recuerdos más cognitivos, detalles de experiencias, etc. Un viaje diferente que recorremos cada vez que degustamos un vino.

    Sin olvidar que, independientemente de la sensibilidad necesaria para realizar la cata, el catador en gran medida se hace, se forma, aprende.

    Por lo que ¿cómo podemos sacar el máximo provecho a una copa de vino? Bueno, es realmente muy simple, siga las siguientes instrucciones!!

    Trucos de Oficio

    Un vistazo

    Es el primer paso en la evaluación sensorial de un vino, es la verificación del color y la riqueza cromática del vino escogido. Para ello, colocamos el cristal sobre una superficie blanca y observamos a través del vaso. No trate de evaluar el color, observando a través del cristal con el fondo blanco, apreciaremos las tonalidades, el ribete, los gliceridos, etc. En la fase visual podemos sacar mucha información que luego contrastaremos.

    Es muy importante detectar si lo que vemos concuerda con lo que compramos, es decir, el color y las características de cada vino no informan de su desarrollo y evolución, de como un vino envejece , pierde pigmento y como se transforma en colores más apagados, generalmente toma un color más amarronado. Si esto lo apreciamos en un vino joven puede indicar problemas con el vino.

    Remover la copa creando un remolino

    El remolino en la copa ayudará a liberar todos las notas aromáticas complejas. Remueva y déjese llevar por los sentidos.Es el momento de introspección, de buscar en nuestros recuerdos y en lo aprendido, en la integración de los aromas en nuestro reconocimiento, en la conexión de la nariz y la mente.

    La Rueda de Aromas

    La rueda de aromas es una herramienta indispensable para ayudar a descubrir e identificar lo que el olfato y el gusto de un vino, nos transmiten.es una ayuda para transcribir lo que pasa por nuestros sentidos.

    Sólo necesitamos 50 ml. de vino para obtener el máximo rendimiento a la cata del vino escogido. Echando una cantidad modesta somos capaces de discernir los colores con más precisión, además de conseguiruna buena y rápida oxigenación, permitiendo que aparezcan y afloren todos los aromas ocultos. en aparecer.

    Posted by Glen Scott @ 9:53

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …