• jul 29 2010

    D.O. Ribera del Guadina

    D.O. Ribera del Guadina

    Recordar la antigua viticultura de Extremadura es rememorar a sus primitivos habitantes, los pueblos celtas y lusitanos, pero son duda fue la civilización romana la que hizo prácticamente nacer y prosperar la viticultura en su ámbito general.

    El tráfico entre Emérita Augusta (Mérida) y el resto de la península, y la gran población flotante que llegaba y discurría por las calzadas romanas, daban lugar a un florecimiento y auge del consumo.

    Los vestigios arqueológicos más antiguos relacionados con el vino en Extremadura son la kylix de Medellín, fechada hacia el 550 a. de C., que presupone el uso del vino en los banquetes funerarios.

    La Denominación de Origen Ribera del Guadiana se extiende por buena parte de la provincia de Badajoz y por el Sureste de la de Cáceres, en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

    Su superficie de viñedo en esta joven Denominación de Origen, fué aprobada mediante orden ministerial de 16-4-99 (BOE 3-5-99), se estructuran en seis subzonas vitivinícolas, cada una de las cuales es poseedora de un carácter especial y detentadora de una particular y antigua tradición en la producción de vino.

    Bajo esta Denominación de Origen se amparan seis subzonas vitivinícolas extremeñas, no imponiendo un criterio de homogeneidad, sino se exige simplemente que los elementos naturales que concurren permitan alcanzar un adecuado nivel de calidad en los productos, incluyéndose ésta suma de áreas dispersas aunque conectadas entre sí por vínculos vitivinícolas ( variedades, forma de cultivo…), enológicos ( modalidades de elaboración, de crianza,…) o por razón del nombre del producto del mercado. Dichas subzonas son: Cañamero y Montánchez, en la provincia de Cáceres y Ribera Alta, Ribera Baja, Tierra de Barros y Matanegra, en Badajoz.

    En un territorio como el que ocupa la zona de producción de esta Denominación de Origen es fácil encontrar matices diferentes en las condiciones ecológicas y vitícolas, sin embargo, existen elementos comunes de todo tipo, como el clima, cálido en verano y suave en invierno, el origen geológico de sus suelos o las tradiciones culturales que dan lugar a rasgos de uniformidad, dentro de una enriquecedora diversidad, a sus producciones vínicas.

    Esta producción comprende vinos blancos, algunos de ellos de muy moderna concepción, como los fermentados en barrica; atractivos rosados y tintos, tanto jóvenes como de crianza en barrica de roble. En todos los casos se trata de vinos amplios, suaves, agradablemente cálidos y de moderada acidez; poseedores de aromas muy particulares, lo que les confiere un atractivo sello distintivo.

    • Variedades tintas: Como variedades principales y autorizadas en toda la denominación, la garnacha y la tempranillo, además de la bobal, la cabernet sauvignon, la merlot, la graciano, la mazuela y la syrah, las cuales son cultivadas en algunas de las subzonas.
    • Variedades blancas: Como autorizadas figuran la alarije, la borba, la cayetana blanca, la pardina, la macabeo, la chardonnay, la chelva, la eva, la malvar, la parellada, la pedro ximenez y la vendejo.

    Posted by Fabian @ 16:08

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …