• sep 28 2010

    Esta Denominación de Origen fue aprobada por Orden Ministerial el 4-12-92. El término “Méntrida” podría derivarse de la forma antigua mentida que aún se conserva en catalán y occitano con el significado de ‘terreno en el que abundan los desprendimientos’ o ‘curso de agua intermitente’. La erre intermedia pudo intercalarse por el influjo del cercano Montrueque, mientras que el cambio en la acentuación pudo deberse a la intervención mozárabe, dado que el cambio del acento no era raro en la lengua árabe.

    Esta zona de producción está localizada al Norte de Toledo, en un terreno de marcado carácter arenoso en la superficie, en terrenos situados entre el río Tajo -en su margen derecha- y la sierra de Gredos.

    El clima es continental extremado, con inviernos y veranos muy duros, y con unas lluvias irregulares que pocas veces alcanzan los 400 mm anuales.

    Viñedos de la D.O. Méntrida

    Viñedos de la D.O. Méntrida

    Méntrida es una compacta zona de cultivo formada por poco más de 10.000 hectáreas de viñedos situados en el noroeste de la provincia de Toledo. En el sur de la denominación, la vid se encuentra en la ribera norte del río Tagus y de uno de sus afluentes, el río Alberche, que la atraviesa.

    La orografía es casi llana, y estos ríos han alterado el paisaje formando barrancos y pequeños valles de suaves pendientes. Los suelos son arenosos de color rojizo-marrón, con base de arcilla y piedra caliza. Son pobres en material orgánico, pero retienen bien el agua.

    En estas condiciones domina la variedad tinta Garnacha, que ocupa más del 80% del viñedo. El resto lo reparten otras cepas tintas, como la Cencíbel y la Tinta de Madrid. La variedad tinta Garnacha es la variedad tradicional en la zona, por lo que actualmente, la mayoría de las cepas son viejas y con producciones bajas, dando lugar a unas uvas de altísima calidad.

    De ésta elaboraciones se obtienen unos vinos tintos de Méntrida de notable graduación alcohólica, ricos en tanino y materias colorantes, muy frutosos y sabrosos, y unos excelentes vinos rosados con aromas afrutados, agradable color y excelente paladar, y tintos jóvenes de alta expresión por su riqueza en taninos y materia colorante.

    El resto de la superficie está ocupado por otras variedades tintas acogidas en el nuevo Reglamento del Consejo Regulador, como son, la Cencibel, la Cabernet Sauvignon, la Merlot y la Syrah, así como una pequeña proporción de variedades blancas (Albillo, Macabeo, Chardonnay y Sauvignon Blanc) cuyos resultados están siendo excepcionales.

    Las variedades de uvas permitidas son:

    • Tintas: Como variedad autorizada está la Cencibel y como preferente la Garnacha.

    Posted by Etienne @ 9:40

    Tags: , , ,

Suscríbete

Síguenos en …