• oct 03 2010

    Cambio Climático

    Cambio Climático

    Es un hecho, el cambio climático está limitando las zonas de producción de viñedo. Esto no es nuevo. Existen multitud de zonas experimentales de cultivo vitivinícola, donde en la actualidad se están llevando a cabo serias pruebas de cultivo y vendimias.

    En estudios realizados en 27 regiones vinícolas del mundo, entre las que se encuentran 4 españolas, en las cuales ya ha habido un aumento de 1,2ºC de temperatura media, la vendimia se ha adelantado una media de 8 días y se han alterado los parámetros de pluviosidad. Otro de los efectos del Cambio Climático es el aumento de las radiaciones ultravioletas del tipo B, en los humanos se asocia al cáncer de piel, y en las uvas quema la piel y hace que se sequen antes, efecto que genera aromas no deseados en el vino.

    Uno de los cambios enológicos más significativos es el incremento del alcohol, debido a que se acumula más azúcar en las uvas, que es lo que la levadura transforma en alcohol, y que, frente a los 12,5 grados de un Rioja o un Burdeos tradicional, ya se ven vinos en Aragón por encima de los 16,5%, e incluso hasta de 17 grados.

    A su vez la acidez baja, porque el calor disminuye la cantidad de ácido tartárico, sube el PH y aumenta el potasio en el vino y uvas, con lo que el vino tiene menos frescor, es más empalagoso, se puede guardar menos y tienen más riesgo de contaminación microbiana.

    En los próximos decenios asistiremos a una auténtica redefinición de las zonas productoras a nivel mundial. Cada vez más, se están intentando cultivar vides en zonas de mayor altitud, las cuales proporcionarán un gran potencial para el cultivo de la vid. La influencia de la topografía sobre la fenología, maduración y composición de la uva  en función de éste proceso inexorable de cambio climático es absoluto.

    Así lo demuestran recientes estudios sobre el cálculo de los índices climáticos Winkler, del Frío Nocturno y de Huglin. Las zonas que mayor proyección ofrecerán son las que pueden ofrecer entre otras cosas una altitud más adecuada al cambio climático que estamos padeciendo. Ello influye en el comienzo de las fases fenológicas siendo las zonas más bajas las que tienen más calor y también las más precoces.

    La topografía influye en la fenología de la uva y en sus niveles químicos en el proceso de maduración. El nivel de acidez se relaciona de manera directa con la altitud. En general, las zonas de más acidez son las que se hallan mas elevadas. El color tiene más intensidad en la zona orientada al SSE y la concentración de antocianos, en la zona que está orientada al SO y con una mayor altitud. En cuanto a los compuestos volátiles, hay mayor concentración a más altura y orientadas al SSE.

    Inglaterra, Escocia o Dinamarca cada día más se acercan a la elevoración de productos de calidad, es el futuro que nos espera.

    Posted by Glen Scott @ 10:47

    Tags: , , ,

Suscríbete

Síguenos en …