• nov 01 2010

     

    Gin Citadelle

    Gin Citadelle

     

    La nota de cata refleja el sutíl preambulo de un resultado casi medicinal: ‘La ginebra Citadelle ofrece un aroma sutil, con notas cítricas y de enebro y otros 16 elementos botánicos tan característicos como la Angelica’. Precisamente por carácterísticas organolépticas como por sus notas aromáticas utilizaremos como elemento botánico, hojas de Angelica para preparar éste combinado, la cual aporta toda una suerte de notas mentoladas. Además tambien utilizaremos el limón para aromatizar la copa y el espiritu del hielo.

    La Copa y servicio

    La copa será una copa de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas, ayudados una cucharilla que utilizaremos para facilitar la colocación de la menta y servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Si es necesario decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    Para la preparación de nuestro cóctel Gin Tonic perfecto de Citadelle Gin, utilizaremos como elemento botanico y aromático, hojas frescas de Angelica, elemento con propiedades medicinales y intimamente ligado a  las notas que ofrece un gin tonic. ¿Por qué Angélica?. Además de formar parte de la propia composición de la ginebra,  lo que hará, será acentuar el carácter herbáceo y fresco de la ginebra y a modular las notas amargas de la tónica.

    Con unas hojas de Angélica en la palma de nuestra mano las golpeamos suavemente, para acentuar sus esencias y extraer sus notas aromáticas primarias. Tras lo cual, ponemos tres o cuatro hojas en el centro y a los lados de la copa. Es muy importante no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra y potenciar en demasía las notas amargantes de la tónica.

    A continuación, cortamos la piel de los cítricos lo más fina posible, con las manos o con ayuda de unas pinzas, las exprimimos sobre los hielos y las frotamos contra el borde de la copa. Es importante decir que sólo es la piel, no nos interesa el zumo.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando regar las hojas de Angélica, contando 1001, 1002 y 1003, de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejándo reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Teniendo especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica en el servicio de la misma, llenamos la copa, apoyandonos en una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, más o menos podremos degustar un excitante y refrescante Gin Tonic. Las notas florales y herbáceas se verán potenciadas por la Angelica y balanceadas por unas suaves notas citricas del limón.

    Comprar Gin Citadelle

    Posted by Manu @ 9:58

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …