• nov 05 2010

    Gin Hendrick's

    Gin Hendrick

    Su nota de catas nos introduce a la antesala de lo que nos encontraremos: ‘el pepino se eleva a su máxima expresión, tutelado por suaves notas avellanados, el cilantro y cassia, con notas cítricas y otros aromaticos en la mezcla. Una infusión hecha a base de pétalos de rosas de Bulgaria, casi inapreciable, y otra de pepino holandés, ambas unidas por un espiritu formidable.

    Un combinado que no deja indiferente a nadie, es más, me arriesgo a decir que sería el combinado perfecto para introducir al gin tonic, !a álguien que no le guste ni la ginebra, ni la tónica, ni el pepino!, ¿Alguién dá más?

    La Copa y servicio

    La copa será una copa de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas, ayudados una cucharilla que utilizaremos para facilitar la colocación de la menta y servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Si es necesario decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    Para la preparación de nuestro cóctel Gin Tonic perfecto, utilizaremos como elemento botanico y aromático, el pepino y esencia de rosa. ¿Por qué pepino y rosa?. Ambos forman parte del corazón del espiritu de la propia de la ginebra,  lo que hará, será acentuar el carácter aromático y  y fresco de la ginebra.

    A modo de bastoncillo de pepino, sin la pulpa ni pepitas, los introducimos el centro de la copa un par de bastoncillos y unas gotas de esencia de rosa. Es muy importante no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra. Dejando unos segundos hasta el hielo absorba el aroma a pepino.

    Con ésto muchos bartenders dan pol finalizado estte Gin Tonic perfecto de Hendrick’s Gin, pero para mi gusto, gana mucho con una gota de esencia de rosas diluido al 50%.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando regar el bastoncillo de pepino, contando 1001, 1002 y 1003, de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejándo reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Teniendo especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica en el servicio de la misma, llenamos la copa, apoyandonos en una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, más o menos podremos degustar un excitante y refrescante Gin Tonic. Las suaves notas florales y de las propiedades cucurbitáceas sobrevolarán sobre las notas de enebro.  En las antipodas del las actuales tendencias que encorsetan al gin tonic con las notas cítricas.

    Comprar Gin Hendrick’s

    Posted by Manu @ 10:10

    Tags: , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …