• dic 06 2010

    Tónicas

    Tónicas

    Dejándo de lado a la Marquesa de Chincón y los soldados de su graciosa Majestad, la Tónica es la compañera inseparable de úno de los cócteles más universales, el Gin Tonic.

    Hasta hace algunos años el mercado era absolutamente dominado por Schweppes, sin embargo desde principios de 2000, hemos asistido a la salida al mercado de una serie de marcas que con sus notas particulares han enriquecido la propia concepción del Gin Tonic en si mismo.

    Sobre las tónicas, hay mucho de qué hablar… Existen muchas opiniones y debates sobre las más apropiadas para cada ginebra, sobre las mejores, las más ácidas,, las con menos carbónico, las más dulces las menos amargantes, etc. Sobre la calidad de cada una de ellas, digamos que todas cumplen con unos objetivos y espectativas, que de forma subvetiva, nos marcamos. Haciendo un repaso de las mejores del mercado:

    • Tónica Schweppes, la reina que no quiere y se resiste a ser destronada, es quizás una de las tónicas más potentes del mercado, con marcadas notas amargas, dejando las notas cítricas y amargas de lado. Seguramente es la más indicada para gourmets que buscan elaborar Gin Tónics con un mayor mordiente, su punto equilibrado y amargo ayuda a potenciar el Gin Tonic.
    • Tónica Fever Tree, el secreto de Fever Tree es elaborar una tónica con ingredientes totalmente naturales; quinina natural (procedente de los árboles de la fiebre de Ruanda. De ahí el nombre de esta tónica), azúcar de caña, agua mineral, ácido cítrico y ralladura de limón. Y, por supuesto, sin dulficantes o conservantes artificiales. Con una carbonatación más baja, más fino, quizás la más baja de las premium, donde predominan las notas amargas con un trasfondo dulce, muy aromática y delicada. En éste caso creo que las notas de quinina son suaves y equilibradas.
    • Tónica Q Tónic, elaborada con quinina recolectada a mano en los Andes peruanos, que utiliza agave como edulcorante, es una tónica fresca, suave, refinada y muy bien equilibrada y con un balance perfecto entre dulzura y amargor.
    • Tónica Féntiman’s, una tónica dulzona con carácterísticas notas amargas de la corteza de la quinina. Las hojas del limón ponen las notas más complejas. Su nivel de carbonatación hacen que el carbónico perdure más tiempo en el Gin Tónic. En nariz, ofrece suaves notas cítricas y terrosas de la quinina. En boca el carbónico es fino y aparece en segundo plano, predominando las notas cítricas gracias al limón y al lemongrass, las cuales le aportan frescor. La sensación de amargor final es muy agradable y queda bien encajada entre la dulzor y la acidez de la tónica.
    • Tónica 1724, su nombre hace referencia a los 1724 metros de altura sobre el nivel del mar, en el mítico Camino del Inca, donde la quinina es seleccionada manualmente, el agua utilizada es agua mineral procedente de un manantial de la Patagonia, con una mezcla de cítricos entre los que predomina la mandarina. No contiene: edulcorantes artificiales, colorantes, ni aromatizantes. En boca, es cuando esta tónica despliega sus armas: grado de burbuja medio, gran equilibro entre una amargor muy controlada y natural y una dulzor que llena sin empalagar. La nota cítrica y su acidez hacen que sea una tonica muy refrescante. El final es agradable y recuerda a cítricos y leves toques de cereza madura ácida.
    • Nordic Mist Blue, seguramamente la más denostada de todas, a mi parecer injustamente. Es una tónica elaborada con agua carbonatada procedente de un proceso de purificación y de ósmosis para conseguir que la carga de minerales sea mínima y ofrecer uniformidad en el sabor. Color azul. En nariz, Nordic Mist blue ofrece suaves notas cítricas y amargas de la quinina y menos dulces que la Nordic Mist. Con un nivel de medio de carbonatación, que ceden el lugar a las notas de acidas y amargas, las que perduran con persistencia. Un final largo donde predominan las notas amargas. Una tónica ideal para iniciarse en el Gin Tonic.
    • Boylan Tonic, hereda la mejor receta norteamericana, con ingredientes naturales y el azúcar de caña en lugar de los siropes de maíz que se usan actualmente. La importancia de ésto, es que no disfrazan los sabores del gin tonic, ayuda a preservar la esencia del alcohol sin confundirlo con el refresco, esta virtud convierte a la Tónica Boylan en idónea para la alta mixologia. Es una tónica, cristalina y equilibrada, muy seca.

    Posted by Cesar @ 11:56

    Tags: , , , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …