• dic 08 2010

    Articube

    Articube

    De él se han dicho verdades como puños… “Ha salvado más vidas que todos los doctores del país”, dijo Sir Winston Churchill al acabar la II Guerra Mundial. Cierto…, con matices ya que se refería a las propiedades de la quinina al ser suministrada como medicamento contra la malaria en la India, acompañada de Ginebra.

    Siempere ha sido un clásico y en la actualidad vive un nuevo e impresionante revival, un boom sin precedentes. El Gin Tonic, es tema de debate entre aficionados, bartenders y genios de la cocina molecular como Ferrán Adrià de El bulli o  Josep Roca del Celler de Can Roca, con sus deconstrucciones e innovaciones.

    Si hoy en día preparar un cóctel de Gin Tonic requiere cierto conocimiento y gusto, todo lo que rodea a éste es un auténtico torbellino de novedades, maridaje, ginebras premiums, tonicas premiums, elementos botánicos, ¡el hielo! y, finalmente, sin olvidarnos de la técnica de preparación.

    Llegados a este punto, peresentamos a una empresa vasca ha dado con la clave para llevar al Gin Tonic en perfectas condiciones hasta el final. El secreto, está en el frio, en este caso en el frio de la copa, está en el gas carbónico alimentario, ¡como si de la cocina molecular se tratase!

    Más de tres años de investigación han necesitado para que la firma Frindher -capitaneada por el vitoriano Jesús Díaz de Heredia- consiguiera patentar a nivel mundial el que ya es el último grito de refrigeración instantánea.

    El invento se llama Articube, el cual, funciona a través de una campana controlada por un programa informático y en apenas cuatro segundos es capaz de congelar todo tipo de copas y vasos hasta una temperatura de 50 grados bajo cero. Con ello, se garantiza, 2 elementos preciados por los principales bartenders y entendidos en la materia: el olfato y el gusto, se consigue que el aroma y el sabor de los cócteles se mantenga desde el primer hasta el último sorbo sin que se desvirtúe con el agua de los hielos.

    Apretando un botón, una especie de campana con forma de flexo desciende hasta rodear la copa. Tras lo cual, el dispositivo que expulsa el gas se pone en marcha y al tiempo que se activan unos diodos luminosos. Se realizan entonces hasta 3 impulsiones de frío con humo y luces de neón. ¡Todo un espectáculo!

    y ahora sólo falta la preparación de un Gin Tonic, los ingredientes los conocemos, ginebra, tónica, elementos botánicos y mano a la hora de servirlo… FGVG3MJ6NBSP

    Posted by Manu @ 10:38

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …