• dic 21 2010

    Gin Tonic Perfecto de Gin Mare

    Gin Tonic Perfecto de Gin Mare

    Sus notas son la antesala de una ginebra con raices típicamente mediterráneas. Hace algunos años hubiera sido imposible pensar en la oliva arbequina, el tomillo,  la albahaca o el romero para presentar a una ginebra. Su nota de cata lo dice todo “Interesantes y poco comunes notas para una ginebra: notas verdes de albahaca, notas herbáceas de romero y tomillo, puntas cítricas y aromas de enebro. En boca, Gin Mare sigue abriendo su corazón mediterráneo: predominan las notas verdes perfectamente integradas con las hierbas aromáticas y puntas especiadas: cardamomo y cítricos muy bien ensamblados”. Para el ensamblaje de este Gin Tonic hemos escogido a la Tónica Nordic Mist Blue, con ella buscamos: impacto visual, suavidad en las notas cítricas y amargas y sobre todo que ceda un cierto protagonismo a las notas herbáceas del botánico que utilizaremos para este Gin Tonic.

    La Copa y servicio

    Siempre lo mismo: copa de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas y a oxigenar la ginebra. Ayudados una cucharilla que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Si es necesario decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    En ésta ocasión el cóctel Gin Tonic perfecto de Gin Mare, hemos escogido un elemento  botánico como el Romero aunque también lo hemos probado con cuatro pequeñas olivas arbequinas y el resultado es colosal también. Con el romero buscamos potenciar las notas herbáceas, marcará sin lugar a dudas el origen de la ginebra y de este Gin Tonic de Gin Mare.

    Como siempre situamos los elementos botánicos en el centro de la copa, un ramita pequeñita de romero . Es muy importante no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando regar la frambuesa, contando 1001, 1002, 1003 y 1004, de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejándo reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto gin tronic la Tónica Nordic Mist Blue, con ella buscamos frescura, suavidad de notas dulces, que cedan paso a las notas herbáceas y de monte que ofrece el Romero. Queremos ver el verdadero espítitu Mediterráneo de la Ginebra Mare. Como siempre, en el servicio, hay que tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, llenamos la copa, apoyandonos en una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, más o menos podremos degustar un un hermoso Gin Tonic, lleno de matices  que nos transportan a los sabores más profundos de nuestra gastronomía.  Un conjunto pensado para sacar el máximo provecho de esta ginebra, donde cedemos protagonismo a las notas herbáceas de esta delicada ginebra.

    Posted by Cesar @ 15:25

    Tags: , , , , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …