• feb 17 2011

    Gin Tonic perfecto de Junipero Gin

    Gin Tonic perfecto de Junipero Gin

    Junipero Gin es una ginebra con una fascinante complejidad, limpia, fresca y muy sutil. Vamos a intentar reforzar y equilibrar notas con nuestra propuesta para en Gin Tonic perfecto de Junipero Gin, un ‘matching’ de notas singular, que evoque y refuerce las clásicas (y artesanales notas) de la ginebra californiana, notas cítricas y de enebro, con un pequeño coqueteo con las notas especiadas. Para el Gin Tonic perfecto Junípero Gin nos proponemos maridarla con cáscara de limón, granos de enebro y de pimienta y como mixer nos decantamos por la Fever Tree. Un gin tonic espectacular, sin más.

    La Copa y servicio

    Si no disponemos de una copa de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas y a oxigenar la ginebra, podemos utilizar un vaso tipo Old Fashioned de boca más ancha. Ayudados una cucharilla que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Si es necesario decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    En ésta ocasión el cóctel Gin Tonic perfecto de Junípero Gin, utilizaremos 3 elementos botánicos: piel de limón, enebro y pimienta. La piel refuerza las notas cítricas y el enebro y la pimienta,  potencian las notas básicas de la ginebra, en perfecto equilibrio con las notas ácidas y amargas de la Tónica Fever Tree.

    Como siempre situamos los elementos botánicos en el centro de la copa, la piel de limón, cortada en tiras, lo más finas posible, y las retorcemos sobre el hielo para que se impregne de la esencia del limón y los granos de pimienta y enebro (con un par de cada es más que suficiente), no sin antes apretarlos entre nuestras palmas para que afloren sus notas básicas. Es muy importante no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra. Es mejor siempre pecar por pocos elementos botánicos que por exceso.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando infusionar la piel de limón  y el resto de botánicos, contamos 1001, 1002 y 1003, de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejando reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto gin tonic la Tónica Fever Tree, con una carbonatación más baja, más fino, quizás la más baja de las tónicas premium, donde predominan las notas amargas con un trasfondo dulce, muy aromática y delicada. Sus notas dulces de azúcar de caña, que acompañaan a las notas cítricas y de la quinina son realmente equilibradas, que maridarán a la perfección con la Junípero Gin y los elementos botánicos escogidos. Como siempre, en el servicio, hay que tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, (más en el caso de la Fever Tree) llenamos la copa, apoyándonos en una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, más o menos podremos degustar un excitante y refrescante Gin Tonic. Las notas cítricas y especiadas serán las reinas. Tenemos un Gin Tonic perfecto de  Junípero Gin, sencillamente espectacular.

    Comprar Ginebra Junipero Gin

    Comprar Tónica Fever Tree

    Posted by Cesar @ 8:19

    Tags: , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …