• jul 13 2011

    Inaguración planta deconstrucción molecular del Grupo Matarromera

    Inaguración planta deconstrucción molecular del Grupo Matarromera

    Ayer se produjo un nuevo hito en el liderazgo tecnológico, industrial y empresarial español con la inauguración oficial de la mayor planta del mundo de deconstrucción molecular de vino en las instalaciones del Grupo Matarromera en Valbuena de Duero (Valladolid). Al acto acudieron distintas autoridades, con la presencia del presidente de la Junta de Castilla y León, D. Juan Vicente Herrera, y la ministra de Ciencia e Innovación, Dña. Cristina Garmendia, en un acto que ha reunido a 600 invitados.

    Esta planta de deconstrucción molecular permitirá producir un total de 9 millones de litros de EminaSin y EminaZero, las dos referencias de vino desalcoholizado que Grupo Matarromera comercializa tanto en España como en mercados internacionales.

    Como ha manifestado el presidente del Grupo Matarromera en el acto, Carlos Moro, “es el resultado de una apuesta conceptual de innovación constante que caracteriza al grupo y de un esfuerzo inversor permanente en I+D que se inició en 2004″. Ha señalado asimismo que “no sólo hemos creado una nueva categoría de producto, el vino 0,0% de alcohol, sino que Matarromera generó el proyecto de la práctica enólogica de desalcoholización aprobado por la Unión Europea y, podemos decir, que hemos abierto camino como pioneros a nivel comunitario”. Añadió que “el vino y su deconstrucción molecular permite enormes posibilidades al consumidor, como ya demostraron los fabricantes de cerveza años atrás, pero con el añadido de que el vino es un producto con mayor dificultad bioquímica y su consumo moderado está considerado como saludable para el organismo, aún más sin alcohol y sin calorías como EminaZero y EminaSin”.

    Esta planta es todo un hito español de innovación, al ser la primera del mundo capaz de desalcoholizar un vino natural hasta un contenido alcohólico de 0,0% grados, creando referencias en distintas variedades: tinto (tempranillo 100%), blanco (verdejo 100%) y rosé (tempranillo 80% y verdejo 20%), e incluso crear el primer espumoso 0,0% de alcohol.

    Saludable y para todo tipo de públicos Los criterios tecnológicos empleados permiten mantener todas las propiedades del vino beneficiosas para la salud (polifenoles, antocianos y antioxidantes) con un mínimo nivel de conservantes alimentarios, por debajo incluso de lo establecido por la legislación vigente. EminaSin tiene un contenido de hasta 0,5 % de volumen de alcohol y con 4,9 Kilocalorías por 100 mililitros, frente a las 85 del vino tradicional o las 220 del mosto. EminaZero tiene 0,04% de alcohol y 0,29% de azúcares, en comparación con 12,5% de alcohol y 3% de azúcares del vino convencional. Además no comporta grasas, ni proteínas ni aportación calorífica. Por tanto, su consumo es idóneo para dietas bajas en esos parámetros. En
    cuanto a la aportación de polifenoles es casi idéntico a un vino convencional, con un contenido de 60 gramos por cada 100 mililitros de EminaZero frente a los 70 del vino.

    El vino sin alcohol se demuestra como una alternativa aceptada para todo tipo de públicos: deportistas de élite, tercera edad, jóvenes, mujeres embarazadas, diabéticos, conductores profesionales, personas que por cuestiones de creencias no puedan consumir alcohol, etc. EminaZero es pionero por ser el primero en su categoría pero también por presentarse de forma diferente: en botella convencional de 750 mililitros y en lata inoxidable de 250 mililitros. Esta innovación en el producto responde al interés de abrir nuevos mercados y nuevos segmentos potenciales de consumo. La versión en lata mantiene todas las propiedades de la versión en botella y es una solución pensada para todo tipo de situaciones y segmentos de población.

    El proceso de producción consta de tres complejas fases a partir de vino natural: desaromatización, desalcoholización y reconstitución organoléptica. En la primera fase, la desaromatización, los compuestos aromáticos más volátiles se separan del vino, obteniéndose aromas sin alcohol del vino de partida. En la desalcoholización, la segunda fase, el vino desaromatizado se divide de nuevo en dos fracciones: etanol de aproximadamente 60 grados y vino desalcoholizado. Por último, la reconstitución organoléptica del vino incorpora aromas sin alcohol y aditivos alimentarios de segunda generación. Gracias a la deconstrucción, se minimiza el riesgo de pérdida de componentes aromáticos en el vino.

    Fuerte inversión

    La inversión total del proyecto desarrollado por Grupo Matarromera alcanza los 7 millones de €, de los cuales 3,72 corresponden a inversiones de proyecto y otros 3,2 corresponden a proyectos de I+D+i.
    Un trabajo, iniciado en 2004 y que se ha logrado gracias a la colaboración y participación de diferentes administraciones europeas, nacionales y autonómicas: El Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) ha aportado a este proyecto una cantidad que supera los 538.000€, además de las aportaciones provenientes de los Programas Torres Quevedo por valor de
    310.000 €. En total, la capacidad innovadora y emprendedora del Grupo Matarromera le ha permitido captar más de 6 millones de euros del Ministerio de Ciencia e Innovación desde el año 2004, lo que le ha permitido abordar nuevos retos y ser más competitivos introduciéndose en nuevos negocios y mercados.

    El proyecto de la Planta Eminazero de deconstrucción Molecular también se ha desarrollado gracias a proyectos Feoga (Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola) de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León por valor de 1,2 Millones de €, a los que hay que sumar la aportación de ADE (Agencia de Inversiones y Servicios de Castilla y León, perteneciente a la Consejería de Economía del gobierno regional) por valor de 392.000€. En datos globales, dentro de los proyectos realizados por Grupo Matarromera, la colaboración con el gobierno regional se ha traducido en una inversión de más de 7 mmllones de €, cuya subvención ha alcanzado los 1,75 millones por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, mientras que desde la Agencia de Desarrollo Económico de la Consejería de Economía de Empleo se ha apoyado con 2,3 Millones de € los proyectos cuyo presupuesto asciende a otros 7,8 millones inicialmente invertidos por la compañía vitivinícola. Matarromera también ha contado con ayudas provenientes de fondos europeos (400.000€ de inversión y un 200.000€ de subvención).

    Fuerte presencia internacional

    Grupo Matarromera ampliará la presencia del vino sin alcohol, EminaSin y EminaZero, en los 50 países donde ya se encuentra presente con otras referencias del grupo. En 2011, EminaZero ya está presente en Estados Unidos, China, Oriente Medio y Asia Central (un tercio de las ventas totales del mercado internacional), América, resto de Asia y Europa. La compañía ha diseñado un plan de expansión entre 2011 y 2015 que triplicará su dimensión empresarial, de 13,8 millones de euros en 2010 a 47,8 en 2015, apoyado en diversificación de producto, nuevos mercados internacionales y nuevos consumidores. En 2015 las ventas del grupo corresponderán en un 40% a vinos sin alcohol, un 50% a vinos convencionales y un 10% restante a aguardientes, aceites, cosméticos y turismo.

    Posted by Etienne @ 10:25

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …