• oct 24 2011

    Gin Tonic perfecto de Gin G'Vine Nouaison

    Gin Tonic perfecto de Gin G

    Hoy nos toca preparar un Gin Tonic perfecto de G’Vine Nouaison, quizás la menos conocida de la zaga G’Vine. Para ello nuestra propuesta quiere reivindicar las notas cítricas, florales y especiadas. Esta ginebra ofrece excelentes notas en nariz, notas de especias refrescantes como el enebro o cilantro, notas (y más calientes como la pimienta) pero es en boca donde la regaliz y los cítricos se hacen presentes, con ese suave trasfondo especiado. ¡Sencillamente deliciosa! Para el Gin Tonic perfecto de G’Vine Nouaison Gin la maridaremos con piel de limón, regaliz y para redondear la composición hemos escogido la Tónica Schweppes Azahar Lavanda. Increíble, ¿no te parece?

    La Copa y servicio

    Si no disponemos de una copa de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas y a oxigenar la ginebra, podemos utilizar un vaso tipo Old Fashioned de boca más ancha. Ayudados una cucharilla que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 6 cubitos y con movimientos giratorios sobre sí misma, enfriamos las paredes de la copa. Si es necesario decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    En ésta ocasión el cóctel Gin Tonic perfecto de G’vine Nouaison Gin, podemos utilizar dos elementos: piel de limón y un trocido de palo de regaliz. Los cuales potenciarán las cotas cítricas, las notas especiadas respectivamente en perfecto equilibrio con las notas ácidas, florales y astringentes de la Tónica Schweppes Azahar Lavanda.

    Como siempre situamos los elementos botánicos en la copa, de tal manera que ayudemos a que se produzca esa última infusión con el espíritu de la ginebra. ¡Muy importante no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra! Es mejor siempre pecar por pocos elementos botánicos que por exceso.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando infusionar la piel del limón y la regaliz, contando 1001, 1002, 1003 (y 1004, según los gustos), de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Recordad, como comentamos en un post anterior, un gin tonic perfecto tiene un límite en el alcohol. A continuación, dejamos reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto Gin Tonic la Tónica Schweppes Azahar Lavanda, una tónica que ofrece una sutil muy explosión de aromas florales de azahar y lavanda que completan el carácter seco y cítrico de una copa. Toda una revelación de esta temporada. Su productor se ha metido de lleno en el segmento Premium de las tónicas. Como siempre, en el servicio, hay que tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, llenamos la copa, apoyándonos en una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, y un par de elegantes giros al contenido con al cucharilla trenzada, podremos degustar un excitante y refrescante Gin Tonic. Las notas, cítricas, especiadas y florales, estarán presentes en este Gin Tonic perfecto de G’vine Nouaison, con final sorprendentemente fresco.

    Comprar Ginebra G’Vine Nouaison

    Comprar Tónica Schweppes Azahar Lavanda

    Posted by Cesar @ 8:25

    Tags: , , , , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …