• nov 23 2011

    Gin Tonic perfecto de Martin Miller's Westbourne Strenght Gin

    Gin Tonic perfecto de Martin Miller's Westbourne Strenght Gin

    Su origen y su método de destilación por tandas denotan que su elaboración es realizada con la paciencia que paracteriza a una ginebra espectacular. Espectacular lo son las notas frescas y suaves de enebro. Una ginebra que eleva a la sutileza los apuntes de madera y cítricos. Para ella, para realizar un Gin Tonic perfecto de Martin Miller’s Westbourne Strenght Gin, hemos escogido 2 elementos que potencien tanto las notas de madera y especiadas como equilibren y realicen un auténtico contrapeso en paladar en las notas cítricas, hablamos de canela en rama y piel de limón.

    Para completar la composición utilizaremos una tónica singular, la Tónica Schweppes Azahar Lavanda, que redondeará las primeras notas de la ginebra ¡Un gin tónic suave y muy, muy fresco!

    La Copa y servicio

    Lo ideal es una copa de balon, de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas y a oxigenar la ginebra. Siempre ayudados de una cucharilla que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 5-6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    En ésta ocasión el cóctel Gin Tonic perfecto de Martin Miller’s Westbourne Strenght Gin, tendremos un aliado, la piel de limón y un potenciador, la canela en rama. Un aliado, como la piel de limón, ya que los notas cítricas atemperan las notas frescas y casi mentoladas que ofrece la ginebra y un potenciador, como es la canela, potenciando las notas de madera y especiadas. Todo en perfecto equilibrio con las notas ácidas,  astringentes y florales de la Tónica Schweppes Azahar Lavanda.

    Situamos los elementos botánicos en el centro y abajo de la copa, colocando los elementos de tal manera que favorezcamos esa tan deseada última infusión. Siempre con mesura de no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra. Es mejor siemple pecar por pocos elementos botanicos que por exceso.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando infucionar la piel de limón y la canela en rama, contando 1001, 1002, 1003 (y 1004 para los que quieran un gin tonic con más mordiente), de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejándo reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto gin tronic la Tónica Schweppes Azahar Lavanda, que nos ofrecerá de de forma amable las notas florales de azahar y de lavanda, que redondearan el carácter seco de la ginebra Martin Miller’s Westbourne Strenght Gin.

    En el servicio, debemos tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, llenando la copa, con la ayuda de una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras unos treinta segundos, más o menos podremos degustar un excitante y refrescante Gin Tonic. ¡Milagro! Las notas frescas y mentoladas del ataque te llevarán a la gloria al pasar con delicadeza sobre las notas cítricas y florales, dejando paso a las notas más suaves como lo son las notas de madera y espediadas de la canela. ¡Un lujo de Gin Tonic perfecto de Martin Miller’s Westbourne Strenght Gin!

    Comprar Ginebr Martin Miller’s Westbourne Strenght Gin

    Comprar Tónica Schweppes Azahar Lavanda

    Posted by Cesar @ 9:09

    Tags: , , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …