• dic 31 2011

    Sin Tonic perfecto de Tónica 1724

    Sin Tonic perfecto de Tónica 1724

    A diferencia de un GinTonic “normal”, tenemos que “crear un espíritu”, para ello, prepararemos una base que intente emular el espíritu de la ginebra, realizaremos una infusión para hacer diferentes hielos y con la mezcla de diferentes notas que nos aporte el agua infusionada con cada uno de ellos compondremos nuestro Sin & Tónic perfecto de Tónica1724, ¡Todo un combinado O,O!, un gintonic sin alcohol …

    Esta infusión en frio es realizada mediante maceración, la cual, nos proporcionará agua para elaborar nuestros propios cubitos de hielo, que aporten esas notas que creemos que deben estar presentes en nuestro Sin & Tonic.  Los hielos que utilizados en equilibrio ofrecerán intensas notas de enebro con suaves y ténues notas especiadas y terrosas.

    La Copa y servicio

    Lo ideal es una copa de balón, de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas de nuestra composición. Como siempre nos valdremos de una cucharilla trenzada que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos en la copa el hielo que hemos infusionado previamente en moldes grandes de hielo, concretamente 5 cubitos: 3 de Enebro, 1 de Cardamomo y 1 de Cilandro y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Decantamos el agua que haya podido quedar en la copa, aunque, como es obvio, para la preparación del Sin & Tonic no es muy importante este punto.

    Elementos botánicos

    Para preparar un Sin Tonic perfecto de Tónica 1724, desplegamos nuestra mejor versión cítrica, para ello hemos escogido 2 elementos que se emperejan a la perfeccción con las notas de la tónica, la piel de limón y el pomelo rojo que relizan un excelente trabajo con las notas especiadas y cálidas nuestro particular coupage de hielos infusionados. Riqueza aromática que contrasta con las notas cítricas.

    Situamos los elementos botánicos en el centro y abajo de la copa, colocando los elementos de tal manera que favorezcamos esa tan deseada última infusión. Sacando los aceites esenciales del limón mediante pinzas y realizando un twist para que impregne con ellos los hielos y los bordes de la copa con los mismos. Igualmente colocamos el pomelo rojo, en el centro para que destaque por su elegante colorido. Siempre con mesura de no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas  de nuestro combinado sin alcohol. Es mejor siempre pecar por pocos elementos botánicos que por exceso.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto gin tonic sin alcohol, la Tónica 1724, que ofrece espectaculares notas citricas de mandarina y suaves notas de ciruela acida, acompañadas de notas dulzonas y amargas, muy suves y delicadas ¡La mejor tónica venida de la cota 1724 de los Andes…! 

    En el servicio, debemos tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, llenando la copa, con la ayuda de una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras un par de movimientos giratorios, audados de la cucharilla… nuestra creación un fresco y refrescante Sin & Tónic. Las notas cítricas y dulzoinas dejan paso con inmediatéz a las notas especiadas, cálidas y ligeramente terrosas ¿Quién dijo que estos en simplemente una tónica?

    Comprar Tónica 1724

    Posted by Manu @ 9:35

    Tags: , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …