• ene 01 2012

    Gin Tonic Perfecto de Citallelle Gin v.2
    Gin Tonic Perfecto de Citallelle Gin v.2

    La Ginebra Citadelle es peculiar por su forma de realizarse la infusión de los elementos botánicos, pero también lo es por su finura, delicadeza e intensidad, avalada por los 19 elementos botánicos que eran descargados en el cercano puerto de Dunkerque, procedentes de todos los rincones de la tierra. El espíritu de grano de trigo y los elementos botanicos son la mejor carta de presentación. Para realizar nuestro Gin Tonic perfecto de Citedelle Gin, esta v.2 nos decantamos por la exlosión de las notas cítricas, pioel de limón, pioel de naránja y pomelo, que en su conjunto ofrecen notas, citricas, amargas y matizadas por las notas dulzonas del pomelo rojo, auténticas armonizadoras de las notas de esta ginebra. Para completar la composición nos quedamos con la Tónica Schweppes Azahar Lavanda, que las equilibrará y potenciará ¡Un gin tónic fresco y refrescante!

    La Copa y servicio

    Lo ideal es una copa de balon, de cristal fino de boca amplia pero cerrada, lo que nos ayudará a captar las notas aromáticas y a oxigenar la ginebra. Siempre ayudados de una cucharilla que utilizaremos para facilitar el servicio de la tónica.

    Para el servicio, introducimos abundante hielo en la copa, al menos 5-6 cubitos y con movimientos giratorios sobre si misma, enfriamos las paredes de la copa. Decantamos el agua que haya podido quedar en la copa.

    Elementos botánicos

    Nuestro Gin Tonic perfecto de Citadelle Gin, lo contruiremos con lo mejor de los cítricos: limón, naranja y pomelo rojo, que exaltaran las notas especiadas florales y balsamicas de la ginebra. En harmonía con las delicadas notas que nos propone la Tónica Schweppes Azahar Lavanda.

    Situamos los elementos botánicos en el centro y abajo de la copa, colocando los elementos de tal manera que favorezcamos una última infusión, despues de realizar un twist sobre los hielos y borde de lqa copa para extraer los aceites esenciales. Siempre con mesura de no excedernos en la cantidad ya que corremos el riesgo de ‘tapar’ o matar el resto de notas aromáticas de la ginebra. Es mejor siemple pecar por pocos elementos botánicos que por exceso. Tengamos especial cuidado de no exagerar las notas cítricas.

    El Espíritu

    Como siempre, desde una cierta altura y en círculos, intentando infusionar la piel de limón, la piel de naranja y el pomelo rojo, contando 1001, 1002, 1003 (y 1004 para los que quieran un gin tonic con más mordiente), de forma tranquila pero sin exceder esa cantidad, ya que corremos el riesgo de sobrecargar el Gin Tonic. Dejándo reposar unos segundos para que se realice una última y breve infusión de notas aromáticas.

    ¿Y la tónica?

    Utilizamos para este perfecto gin tónic la Tónica Schweppes Azahar Lavanda, que nos ofrecerá la amabilidad de sus notas cítricas, balsámicas y dulzonas, sobre todo en franca armonia con las notas que ofrecen de forma generosa el pomelo y sobre todo la naranja, con un carbónico potente, todos elementos que hacen un excelente trabajo con la ginebra Citadelle Gin.

    En el servicio, debemos tener especial cuidado de no romper la burbuja de la tónica, llenando la copa, con la ayuda de una cucharilla trenzada para dejar que el mixer se deslice hacia el interior de la copa. Ésta operación se puede realizar con resultados similares al dejar resbalar al mixer por el hielo.

    Degustación

    Tras la infusión de unos 30 segundos y un par de suaves vueltas con la cucharilla trenzada, nuestro gin tonic estará preparado para ser degustado. Todo un cúmulo de notas citricas, suaves notas amargas y dulzonas, principalmente provocadas por la naranja y el pomelo. Todo ello redondeado por las notas especiadas, florales y balsámicas de esta excelente ginebra ¡Un memorable Gin Tonic perfecto de Citadelle Gin!

    Comprar Ginebra Citadelle Gin

    Comprar Tónica Schweppes Azahar Lavanda

    Posted by Cesar @ 9:34

    Tags: , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …