• jun 22 2012

    Cerveza Augustijn

    Cerveza Augustijn

    La orden monástica de los Agustinos sigue las reglas de San Agustín, aprobadas por el Papa Inocencio en 1244. Durante la ocupación española de Flandes por el duque de Alba, los Agustinos fundaron varios monasterios en las zonas ocupadas.

    Estos monjes también elaboraban su cerveza, y el dueño de la cervecería Van Steenberge, Joseph Van Steenberge, consiguió la licencia y las recetas para elaborar esta cerveza. Existen fotos de principios de los años 60 en las que algunos monjes Agustinos visitan la cervecería, controlando las botellas vacías, el proceso de elaboración y la cerveza misma.

    La cervecería Van Steenberge, como tantas otras, fue originalmente una granja en la que se elaboraba cerveza para consumo propio y de los obreros. A principios del siglo XIX comenzó a ganar tanta importancia la elaboración de la cerveza, que abandonaron completamente los trabajos de la granja. Pronto se amplió la cervecería con una maltería. Después su propio campo de lúpulo y su producción de cebada le otorgaron una independencia completa.

    Desde entonces han pasado por épocas buenas y malas, produciéndose un giro importante hacia las cervezas especiales de alta fermentación al conseguir la licencia de los monjes Agustinos.

    Su empeño en mejorar constantemente la calidad, a base de su segunda fermentación en botella, les ha hecho ganar fama en todo el mundo. Muestra de ella es que un gran porcentaje de su producción es vendido en el extranjero.

    • Productor: Brasserie Van Steenberge
    • Zona: Bélgica
    • Categoría: Cerveza
    • Tipo: Abadía
    • Grado Alcohólico: 8°
    • Volumen: 33 cl.

    Nota de Cata

    Cerveza tipo abadía triple con abundante espuma, blanca y cremosa que se disipa rápido y en su totalidad. Cuerpo compacto de color dorado oscuro con destellos anaranjados, translucida y con bastante sedimentación, carbonatación alta con burbuja bastante grande y chispeante.

    El aroma es intenso, dulce con notas de frutas, sobre todo plátano, especias y pan.

    El sabor es muy complejo, con las mismas notas que apreciamos en el olor, y que puede en algún momento prestar confusión con una buena cerveza de trigo, pero hay que añadir una sensación de licor, quizás por su alto volumen de alcohol, 8%, y también un amargor afrutado bastante intenso que equilibra muy bien todas las sensaciones dulces.

    El final es largo, afrutado, especiado y ligeramente alcohólico.

    Observaciones

    Aunque el primer escrito sobre la elaboración de cerveza en Ertvelde data del 1784, contando que John Baptist De Bruyn funda la “Brouwerij de Peer” (Cerveceria La Pera), se supone que antes a este hecho ya existiá actividad cervecera en este pueblo. Inicialmente J.B De Bruyn elaboraba únicamente cerveza para su propio consumo y el de los trabajadores de su granja. Poco a poco fue creciendo la importancia de su cerveza, lo que le llevó a abandonar toda actividad agrícola en 1850. Después de la muerte de su fundador, su viuda, Angelina Schelfhout, continuó con la producción cervecera.

    A partir de 1876 recibió la ayuda de su sobrino Jozef Schelfhout. En esta época se amplió la cervecería con una maltería y un campo de lúpulo.

    La hija de Jozef Schelfhout, Margareta, se casó con Paul Van Steenberge, alcalde de Ertvelde y, más adelante, senador. Paul cambió el nombre de la cervecería a Brouwerij Bios, llamando a la cerveza que elaboraban entonces Bios (= vida). La Bios era una cerveza joven (en la que la fermentación no estaba totalmente terminada). Esta cerveza se mezcló con otra de dos años y el resultado de esta mezcla recibió el nombre de Vlaamse Bourgogne (Burgogne de Flandes), que fue un verdadero éxito. A finales del Siglo XIX y, respondiendo a la demanda de cerveza más ligera, empezaron a producir una cerveza de baja fermentación, llamada al principio “Leute Bock”, pero más tarde bautizada con un nombre más comercial: Sparta Pils.

    El paso a elaborar cerveza de baja fermentación fue muy costoso, porque no sólo hubo que invertir en tanques de lagering y en una instalación de frío industrial, sino que también fue necesario cambiar los recipientes de venta: hasta este momento la cerveza se vendía en toneles de madera de 140 litros (destinados únicamente a los locales de hostelería); a partir de ahora se tenían que comprar botellas de cristal y una cadena industrial para llenarlas. El enorme éxito continuo de su cerveza Burgogne de Flandes fue lo que permitió aguantar estas inversiones.

    El hijo de Paul, Jozef Van Steenberge, frecuentó la cervecería en los duros años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, cuando la crisis económica condujo al final a muchas pequeñas cervecerías de Flandes.Bajo su mando la cervecería se llamó “Van Steenberge”.

    Aunque le dio nuevo nombre, nunca abandonó la producción de la cerveza de alta fermentación, por lo que, a partir de los años 70, se apuntó con facilidad al nuevo éxito de las cervezas artesanales. Algunas cervezas, como Augustijn, Piraat, Gulden Draak, etc. renacieron bajo su impulso.

    Comprar Cerveza Augustijn

     

     

    Posted by Etienne @ 9:41

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …