• dic 29 2013

    Carta de Vinos

    Carta de Vinos

    Siempre he pensado que la carta de vinos de un restaurante es el espejo del alma del mismo. Por ello, me horripila ver cartas carentes de sentido o totalmentes desconectadas de la oferta gastronómica del local. En otras ocasiones simplemente es una lista de vinos, que o bien han sido escogidos por los distribuidores o por un restaurador sin conocimiento de la importancia de la misma.

    El Chef imagina una sensación y la hace realidad para nuestros sentidos, presentándonos en un plato, para deleite de nuestros sentidos, algo que nace de lo más profundo de su ser, una manera de entender la comida y la vida, sin duda. Por ello, esta creación debe ofrecer su máxima perfección y percepción en boca, aportando notas, contrastes, matices y sabores. Todos ellos, en unión ofrecen un todo: la sublimación de nuestro paladar y sentidos.

    Por ello, estoy firmemente convencido que maridaje perfecto de un plato es la culminación de un plato en la mesa, por lo que me resulta totalmente inconcebible observar en infinidad de restaurantes como presentan inefables listas de vinos “sin ton ni son” que en poco o nada favorecen el trabajo realizado en la cocina. 

    Ser creativos y cuidar detalles tan importantes como la elección de una correcta y equilibrada carta de vinos, no está reñido con con el precio o la oferta, ni tan siquiera es propiedad en exclusiva de las restaurantes con estrellas Michelín. Aborrezco restaurantes que presentan una carta de vinos que tan solo ellos saben el porqué de esta elección.

    Siempre que asesoro a un restaurante en la elaboración de su carta, lo primero es probar su cocina, conocer la riqueza de notas y matices de su oferta, para realizar un maridaje perfecto, fusionando sabores, notas y contrastes, para conseguir los mejores resultados en boca. Buscando variedades o coupages que aporten equilibrio a las notas características de un plato, que sean contrapunto de notas poderosas o potencien el alma de una cocina. En definitiva, un vino que sea parte del resultado final y que no arruine un esfuerzo realizado por el Chef.

    Una carta de vinos pensada para la oferta gastronómica, variada y rica, es garantía de una buena oferta culinaria, cuidada, detallista y pensada en una concepción global. Es el espejo del alma de un restaurant…

    Información relacionada

    Posted by Glen Scott @ 13:46

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …