• jul 05 2011


    'Belle Epoque' 1998, uno de los espumosos catados.

    Perrier-Jouët Belle Epoque 1998

    Con motivo de la celebración de su 200 aniversario, la Maison Perrier-Jouët en Epernay acogió los pasados días 16 y 17 de junio a algunos de los principales gurús del champagne a nivel mundial en una exclusiva cata vertical de su cuvee ‘Belle Epoque’ en el mejor formato de celebración: el jeroboam. En este sentido, la botella de tres litros ofrece, según el chef de caves Hervé Deschamps, “una experiencia excepcional, ligeramente diferente de la que ofrecen las botellas habituales ya que la presión es inferior”, permitiendo una mejor evolución y desarrollo de los aromas y sabores ocultos del vino.

    Tras la cata histórica de Perrier-Jouët 1825 Vintage, el champán más antiguo del mundo, en el año 2009, Hervé Deschamps decidió dedicarse a explorar las bodegas y dar a conocer una nueva dimensión de la Maison. Su labor se traduce ahora en una cata excepcional de nueve jeroboams inéditos cuya antiguedad se remonta al año 1975, fecha en la que Perrier-Jouët introdujo el champán ‘millesimé’ en este formato de lujo. El chef de caves de esta casa bicentenaria explica: “El jeroboam es tradicionalmente el símbolo de celebración por excelencia en la región de Champagne por lo que pensamos que nuestro 200 aniversario es la ocasión perfecta para explorar la evolución de estas maravillosas cosechas en gran formato”. Y añade: “Los jeroboams ofrecen una experiencia excepcional, ligeramente diferente de la que ofrecen las botellas habituales, ya que la presión más baja, conjuntamente con la crianza más larga sobre lías, producen un vino más intenso y más aromático”. Leer más…

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …