• ene 04 2011


     

    El realizar una cata de vino (o de cualquier producto), mediante la íntima unión entre nuestros sentidos y la mente no es un asunto exclusivo de narices prodigiosas. Evidentemente, tener una sensibilidad especial a la hora de realizar una cata de vino nos ayudará pero lo que es imprescindible es el aprendizaje, ejercitar nuestros sentidos a que reconozcan notas en vista, nariz y boca, notas que sean reconocidas y que podamos expresar verbalmente lo que sentimos.

    La pregunta clave es: ¿Sabes reconocer los aromas de frutos rojos, aromas tostados, cítricos o de la madera en un vino?

    Existen aromas que son producidos de forma muy personal por las variedaddes de uva, pero otras proceden de la propia vinificación. Reconocer ésta variedad aromática que forman el bouquet de un vino es fundamental en la cata. Leer más…

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …