• abr 19 2010


    El uso de hierbas y flores comestibles en la gastronomía cada día está más extendido. No sólo dan colorido a las ensaladas, sino que las hacen más saludables.

    Podemos escoger entre los sabores más fuertes y más suaves de las hojas de angélica, anís, melisa, albahaca, bergamota, alcaravea, comino de los prados, perifollo, cebollitas, diente de león, bisopo, malvarisco, variedades de menta, rúcula, acedera, etc.

    Podemos adornar con flores: bergamota, caléntula, micromeria, mastuerzo, capuchina, romero, salvia, tomillo y violetas.

    No es que la presencia de las flores en la cocina sea una novedad, pero quizás por ese sentimiento que despierta la primavera luego de un muy frío invierno, nuestro platos también florecen esta temporada. Leer más…

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …