• dic 04 2010


    Jordi Roca del Celler de Can Roca

    Jordi Roca de El Celler de Can Roca

    Crema de maíz, gelatina de whisky, jengibre confitado y falsas rocas de hielo de crujiente y dulce sabor son para el cocinero Jordi Roca, de El Celler de Can Roca -con tres estrellas Michelín-, las claves para convertir el rock and roll en un postre.

    Roca, que regenta con sus hermanos Joan y Josep el cuarto mejor restaurante del mundo según la lista anual de la revista británica Restaurant, ha ideado este postre con formato de cóctel para celebrar los 160 años de un conocido whisky de Tennessee (Estados Unidos) ligado históricamente a la música más movida.

    El repostero ha buscado las notas olfativas del whisky para hacer, según ha explicado a Efe, una “lectura personal” mediante un postre en forma de cóctel como hilo conductor.

    “Hay matices que para mí tienen un poco que ver con la música, son un contraste, como el jengibre o el humo, que crean una seña de identidad. Y el resultado, además de conceptualmente interesante, es que el postre está bueno, que es lo que importa”, ha señalado. Leer más…

    Tags: , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …