• jul 08 2014


    Licinia, DO Madrid

    Licinia, DO Madrid

    No podíamos negarnos a hacer un nuevo review de este vino. La explicación es sencilla: es un vino sencillamente ESPECTACULAR y se merecía hacer un nuevo review para la añada 2010.

    En torno a un pueblo, Morata de Tajuña, surge la historia de Bodegas Licinia, cuna de Víctor Algora, propietario de la bodega. Allí, se inició la pasión de Víctor por la agricultura y posteriormente por el vino. Allí se crió, arropado por una familia dedicada al campo, ligado al cultivo y cuidado de la fina familiar, principalmente de frutales, trabajo que compaginaban con sus estudios. Los fines de semana y las vacaciones estaban destinados al campo, y así creció Víctor.

    La finca trabajada por los siete hermanos finalmente tuvo que venderse, pero la pasión por la tierra y el vino ha llevado a Víctor a emprender un proyecto en solitario y comprar una finca, con un protagonista común que una vez más se repetía en su historia: Morata de Tajuñá, zona tradicional en el cultivo de cereal, también el de frutales y principalmente olivo, donde casi se había perdido casi completamente la tradición vinícola.

    Todo cambió cuando acompañado por el dueño de Pago de Carraovejas, Ángel Benito, Víctor comenzó a descubrir el mundo del vino. Probó caldos, visitó tierras plantadas con viñedos de diferentes variedades y características. En definitiva, empezó a acercarse a un mundo hasta entonces desconocido para él, pero que le atrajo sin remedio.  Leer más…

    Tags: , , , ,

  • abr 17 2013


    Licinia

    Licinia

    La historia de Bodegas Licinia está íntimamente ligada a 2 nombres: Morata de Tajuña y Víctor Algora, propietario de la bodega. Morata de Tajuña es el origen de todo, el amor por el campo y al terroir.

    La finca familiar, tuvo que venderse, por lo que Víctor Algora, emprendió un proyecto en solitario comprando una finca en Morata de Tajuña. Tras meses de investigación y estudio se localizó el suelo adecuado, se adquirieron los terrenos y se inició la plantación de las primeras viñas. La zona es tradicionalmente se dedicaba al cultivo de cereal, también el de frutales y olivo. Pero la pasión de Víctor Algora, de la mano de su buen amigo Ángel Benito (Pago de Carraovejas), comenzó a descubrir el mundo del vino.

    Una atracción que le ha llevado aprender todo lo necesario conseguir que su finca de 30 hectáreas, ofreciera los resultados que ya tenía en mente. De su etapa en Aranda de Duero donde curso el Master de Enología, conoció a la que hoy es la enóloga y actual directora de Bodegas Licinia, Olga Fernández.

    El año 2006, fué el año escogido para lanzar su primer vino. Caldos de corte moderno, un vino con cuerpo que mantiene los sabores primarios, secundarios y terciarios. Caldos afrutados, cuyo paso por boca recuerda todavía a sabores de levadura y madera. Caldos con complejidad y calidad.

    Licinia ha crecido en una zona sin referentes para la viticultura, si bien hoy los vinos de Bodegas Licinia se han convertido en un referente en la D.O. Vinos de Madrid. El viñedo es joven, y con cada año de vida su carácter se define más claramente. Es el mismo carácter innovador que encontrarás en su vino.

    El viñedo de Bodegas Licinia es un cultivo ecológico. No utilizan tratamientos químicos ni herbicidas, por lo que durante la primavera, el viñedo se convierte en un tapiz multicolor de flores. Se preocupan también, como viticultores, las consecuencias del cambio climático sobre su trabajo. La meteorología inestable que este proceso conlleva, afecta al viñedo y sus frutos, por eso han puesto en marcha, en colaboración con otras bodegas, el proyecto Cenit Demeter. Leer más…

    Tags: , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …