• ene 07 2010


    La crisis ha pegado duro a los restaurantes más caros, y es que la gente lo piensa dos veces antes de comer en un lugar costoso, pero hay un restaurante que ha ingeniado una forma de seguir sirviendo platillos gourmet y mantener su clientela. ¿Cuál es?, la de pagar lo que quiera.

    Así es, el restaurante Little Bay en el centro de Londres, uno de los cuatro pertenecientes al restaurador Peter Ilic, presentará durante enero y febrero a los clientes una factura en blanco cuando soliciten la cuenta, dejando en sus manos decidir cuánto merece la comida. “Cualquier cosa entre un céntimo y cincuenta libras (55,4 euros) me alegraría, está totalmente en manos del cliente la decisión”, explica Ilic. Leer más…

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …