• abr 13 2010


    Tráigame un Malbec, por favor”. – Por supuesto, ¿cómo desea que se lo sirva?

    - En la cara y en la espalda.

    Así es, así es como funcionan los actuales tratamientos de belleza en los spas del vino, que abren sus puertas con un jugoso portafolio de servicios, por lo general al pie de una viña y siempre en instalaciones de ensueño montadas por la misma propiedad o también por cadenas hoteleras.

    Pero, ¿no es mejor beberse el Cabernet Sauvignon, acompañado con un poderoso Solomillo, que derramarlo a chorros en un tonel para darse un baño de relajación e hidratación de la piel? Leer más…

    Tags: , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …