• may 05 2010


    Seguramente, en muchas ocasiones habrá oído algo así como: “el vino blanco sólo para pescado y marisco”, como si fuese parte de la herencia y sabiduría popular. Sin duda, en términos generales es un comentario acertado, es un modo útil para marcar las pautas básicas del maridaje.

    En algún post anterior explicamos que ciertamente, y para determinado tipo de pescados los elementos básicos de un vino tinto, no acababan de maridar correctamente, debido a la presencia de un elevado nivel de taninos y una baja acidez, nos hace sacar la parte más metálica de los sabores a la hora de comer marisco. En algunos casos esta situación puede llegar modular nuestra capacidad gustativa.

    Pero como en cuestión de gustos hay mucho por que hablar, hoy les voy a proponer un saltarse éstas reglas con acierto. Vamos intentar buscar tintos que mariden con marisco, buscaremos vinos afrutado, ligeros de cuerpo y ligeramente ácido. Toda una firme voluntad de romper con las reglas establecidas!! Leer más…

    Tags: , , , , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …