• sep 26 2009


    En la actividad turística de Sevilla la restauración ocupa un lugar relevante. El peregrinaje monumental y ambiental de Sevilla debe completarse con la degustación gastronómica que le ofrece el mejor entorno para “el tapeo”.

    Sevilla siempre ha tenido su duende, y más a la hora de comer. Esta gran ciudad cuenta con una excelente gastronomía de base e infinidad de restaurantes de muy buen nivel, desde la Alquería y La Taberna del Alabardero hasta restaurantes al más puro estilo norteño, como Egaña Oriza. Además, la capital anzaluza ofrece mucha y buena cocina creativa y moderna, pero, sin embargo, a un porcentaje elevado de los visitantes lo que más les apetece es irse de tapas. Claro que eso se debe a que las tapas sevillanas tienen una justa fama, pero también, sin duda, está el hecho de que las mejores zonas de tapas coinciden con los barrios más bellos y divertidos de la ciudad. Así, el turista puede matar dos pájaros de un tiro. Leer más…

    Tags: , ,

Suscríbete

Síguenos en …